¿Quién ordenó a los agentes disparar a niña de 15 meses?

Los policías que participaron en operativo en La Dalia hicieron uso excesivo de la fuerza y sometieron a riesgo a toda la familia, concluye el Cenidh.

La Dalia

Margine Sánchez junto a la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez. LA PRENSA/ E. ROMERO

Los agentes que participaron en un operativo policial realizado a inicios de febrero en La Chocolata, la Dalia, donde perdió la vida Cairo Blandón y su niña de 15 meses Daira Junieth Sánchez, hicieron uso excesivo y desproporcionado de la fuerza y no tomaron medidas previas para evitar la exposición de los habitantes del lugar a una situación de riesgo.

Estas son parte de las conclusiones de un informe final del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos que determinó según los testimonios de víctimas y vecinos que la Policía Nacional violentó los derechos humanos de las víctimas en un operativo que califica de «ilegal».

«Existe abundante evidencia que (indica) que los policías participantes en el operativo policial no brindaron el auxilio debido a la niña Daira Junieth y a Cairo Blandón, para que recibieran atención médica en procura de salvarles la vida, ello pese a la solicitud de auxilio de sus familiares, lo que constituye una acción repudiable y una clara contravención de los principios de actuación policial, así como a los derechos humanos de las víctimas y a lo dispuesto en el Código de la Niñez y la Adolescencia», señala el Cenidh.

El representante de la Filial del Cenidh, en Matagalpa, Juan Carlos Arce, a cargo de la investigación, aseguró que los graves hechos únicamente dejan una serie de interrogantes que la Policía debería responder como:

  • ¿Por qué la realización de un operativo en horas no hábiles, exponiendo  a víctimas a una situación de riesgo?
  • ¿Quién dirigía el operativo?
  • ¿Por qué no explican si agotaron los medios persuasivos para lograr el objetivo de la captura antes de disparar?», así como los nombres de los oficiales que participaron en el mismo.
  • ¿Quién ordenó disparar?

Arce aseguró que tras la investigación realizada y el tiempo transcurrido demuestran que las autoridades han incumplido en su deber de investigar de forma diligente.

La única vez que la Policía informó brindó «información confusa…y como nosotros hemos demostrado en el informe también falsa».

Urge una investigación

El Cenidh demandó una investigación exhaustiva e inmediata de estos hechos y hacer público los resultados de la misma.

Margine Sánchez, cónyuge de Blandón y la madre del fallecido Mercedes Blandón, reiteraron este martes su demanda de justicia por las muertes cometidas por los disparos de agentes policiales.

Sánchez rechaza las acusaciones que la Policía le atribuye a Blandón de integrar el grupo delictivo de «Los Cairos» como aseguró la vocera de la institución, comisionada mayor Vilma Rosa González.Y señala que un día después de ejecutado el operativo ella se presentó a la delegación policial a demandar justicia, los agentes insistieron en buscar que ella aceptara que Blandón cultivaba marihuana. Sánchez reconoce que Blandón consumía marihuana, no que la cultivara como afirmó la Policía.

La denunciante aseguró que en esa ocasión pidió a los agentes que le dijeran quién era el oficial que supuestamente había resultado herido en el presunto intercambio de disparos entre policías y Blandón, porque les reiteró que su cónyuge estaba desarmado. Pero uno de los policías primero le dijo que el herido estaba al otro lado del local donde se encontraban, luego otro le cambió que el supuesto herido no fue por impacto de bala sino de machete.

«Ya no es con un arma sino con un machete y sale con tus huellas…como él ya está muerto querían echarme a mi la culpa», denunció Sánchez.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, advirtió que de no encontrar justicia en el país ese organismo llevará el caso ante organismos internacionales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: