El hermanastro de Kim Jon-un fue asesinado con un arma química

Las autoridades hallaron rastros de un agente llamado VX, que ataca el sistema nervioso y muscular, en el rostro y ojos del fallecido

neurotóxico, Malasia, Corea del Norte

Los investigadores malasios intentarán determinar de dónde procede este agente químico mortal, declaró el jefe de la policía nacional, Khalid Abu Bakak. «Vamos a investigar cómo ingresó al país. LA PRENSA/EFE

El hermanastro del líder norcoreano Kim Jon-un fue asesinado con un arma química conocida como VX,  según informó este viernes la policía malasia que investiga el ataque del 13 de febrero contra Kim Jong-Nam. Las autoridades hallaron rastros del citado agente nervioso en el rostro y ojos del fallecido.

Un grupo de agentes rastreó este viernes los lugares donde las dos sospechosas detenidas por el crimen manipularon el VX antes de restregar con el tóxico en un pañuelo la cara de Kim Jong-nam el pasado 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

El inspector general de la Policía, Khalid Abu Bakar, afirmó que una de las mujeres bajo custodia tuvo «vómitos» y otros síntomas de envenenamiento tras lo sucedido. A pesar de ello, el jefe policial aseveró que no hay peligro para los usuarios de la terminal 2 donde ocurrió el incidente.  «Aún no lo sabemos (si el VX fue fabricado o introducido en el país). Tratamos de averiguarlo, pero si fue una cantidad muy pequeña, hubiera sido difícil de detectar», apuntó el oficial a los medios, informa el diario The Star.

Imágenes del sistema de videovigilancia del aeropuerto muestran luego a la víctima, un hombre corpulento de 45 años, solicitando ayuda al personal del aeropuerto, que lo dirige a la clínica de la terminal aérea para recibir asistencia. Kim Jong-Nam, que estaba en el aeropuerto para embarcar hacia Macao, falleció poco después mientras era trasladado al hospital.

¿Qué es el VX?

El VX, considerado un arma química por la ONU, es un líquido aceitoso incoloro que no tiene olor ni sabor y está considerado como uno de los agentes nerviosos sintetizados más letales. Ataca el sistema nervioso y muscular, actuando por inhalación o simple contacto con la piel.

Le puede interesar:Kim Jong-un, un líder enigmático que afianza su poder

La autopsia descartó un ataque cardíaco y la investigación se había concentrado en la hipótesis de que se había aplicado una toxina a su rostro.Los investigadores malasios intentarán determinar de dónde procede este agente químico mortal, declaró el jefe de la policía nacional, Khalid Abu Bakak. «Vamos a investigar cómo ingresó al país. El producto químico es ilegal. Es una arma química» dijo.

El VX pudo haber sido escondido sin dificultad en una maleta diplomática, que no está sometida a los controles habituales en la aduana, declaró una eminente experto en seguridad de la región, Rohan Gunaratna.

“Contrabando”

Corea del Norte utilizó en el pasado maletas diplomáticas «para pasar de contrabando materias que estarían sometidas a controles si transitaran por los canales habituales» añadió Gunaratna, director del Centro Internacional de Investigación sobre el Terrorismo y la Violencia Política. Y Corea del Norte ha fabricado VX anteriormente, añadió.

Según Lee Il-Woo, analista surcoreano de defensa, «Corea del Norte tendría importantes reservas de VX, que puede fácilmente ser fabricado a bajo precio».

Le puede interesar: Hijo mayor de Kim Jong Il asegura que régimen norcoreano está por caer

«Los servicios de inteligencia norcoreanos han sido muy activos en Tailandia, Malasia e Indonesia, y hoy representan una amenaza para la región», según Gunaratna.

Desde el inicio de este caso digno de una novela de espionaje, Corea del Sur señala a su vecino del Norte, citando una «orden permanente» del dirigente Kim Jong-Un para eliminar a su hermanastro, crítico del régimen comunista que gobierna uno de los países más cerrados del mundo.

Hay tres sospechosos detenidos: las dos mujeres -una vietnamita y una indonesia- y un hombre norcoreano.

La policía malasia tiene asimismo sospechas sobre cuatro norcoreanos que huyeron de Malasia el mismo día del crimen para viajar a Pyongyang. También quiere interrogar a otros tres norcoreanos, entre ellos un diplomático en Kuala Lumpur.

Esta semana, el ministro surcoreano de Relaciones Exteriores Yun Byung-Se, exhortó a la comunidad internacional a «tomar medidas» contra Corea del Norte si se confirma la hipótesis de un ataque encargado por Pyongyang.

«La comunidad internacional lo vería como un acto de terrorismo de Estado que afecta a la soberanía de Malasia», declaró Yun tras un encuentro el miércoles con su homólogo británico Boris Johnson.

La prensa oficial de Corea del Norte atacó por su parte con dureza a Malasia y fustigó la investigación, que asegura está politizada.

La agencia de prensa KCNA rompió el silencio impuesto tras el asesinato y acusó el jueves a ese país de ser responsable de su muerte y de complotar con Corea del Sur.

«El principal responsable de esta muerte es el gobierno de Malasia ya que el ciudadano de la República Popular falleció en su territorio», dijo KCNA, que atribuye la tesis del envenenamiento a «rumores insensatos».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: