Trato digno y eficiente atención

Desde hace muchos años, el intercambio migratorio entre nicaragüenses y costarricenses es significativo

Desde hace muchos años, el intercambio migratorio entre nicaragüenses y costarricenses es significativo. Son conocidas las filas de personas que se acumulan en los consulados costarricenses en Managua y Chinandega. Esto ha generado situaciones complejas para miles de personas y familias nicaragüenses que se ven obligadas a pasar la noche en los alrededores del Consulado, “guardando campo” —muchas veces con niñas, niños y personas ancianas— para asegurarse de que van a ser atendidas al día siguiente. Con frecuencia, se trata de personas y familias que vienen de lejos y con recursos limitados.

Para evitar esta situación y dar un trato digno a los nicaragüenses, el pasado 9 de enero el Consulado de Costa Rica en Nicaragua inició la operación de un nuevo sistema para facilitar los trámites de visas para los usuarios que deseen viajar a Costa Rica. El nuevo sistema de citas, previamente acordadas, reducirá al mínimo las colas y eliminará la necesidad de que familias y personas tengan que pasar la noche en la calle aledaña a la oficina consular.

¿Cómo funciona? Los usuarios, una vez pagados los 32 dólares del trámite para gestionar la visa, pueden solicitar y obtener la cita vía telefónica, pagando previamente 3 dólares en el Banco Lafise.

Con el comprobante del Banco y el número de Pasaporte, una hora y media después de haber pagado debe llamar al teléfono 7833-5400 (centro de llamadas) para sacar su cita.

El usuario debe llegar al Consulado diez minutos antes de la hora de la cita
Se recuerda que para que se le otorgue la visa debe cumplir con todos los requisitos establecidos, además del pago de los 35 dólares.

Derechos que otorga el pago de los 3 dólares. Al pagar los 3 dólares, la persona usuaria obtiene el derecho a ser atendida en el Consulado, a la hora y fecha previamente acordadas con el Centro de Llamadas y según la disponibilidad del personal del Consulado.

No es un derecho a la visa, sino a la atención oportuna y sin hacer largas filas ni pasar la noche en las cercanías del Consulado. Además de los 35 dólares (32 del trámite de solicitud y 3 dólares para el Centro de Llamadas por la cita), las personas solicitantes tienen que cumplir con todos los requisitos legales y reglamentarios aplicados por el Consulado. Si no los cumplen, la solicitud de visa será rechazada, sin derecho al reintegro de los 35 dólares.

Periodo de ajuste. Como todo proceso que implica cierto nivel tecnológico, es necesario un período de ajustes, pruebas, práctica y capacitación, para que las personas usuarias y las responsables del procedimiento, lo manejen como corresponde. Cuando los usuarios prueben que el sistema es efectivo, el uso se volverá masivo y las grandes colas de espera y las noches en vela desaparecerán paulatinamente.

Mientras el usuario pueda escoger entre hacer la fila o pagar en el banco los 3 dólares, una ventaja es que las filas y el tiempo de espera serán menores. Pero cuando el sistema de pago por cita sea asimilado masivamente por la población nicaragüense que desea viajar a Costa Rica, quedará eliminada la necesidad de hacer largas colas nocturnas y diurnas.

La paciencia dará buenos frutos. Como cualquier sistema basado en tecnología, este necesitará algún tiempo para funcionar como debe y ser aprovechado al máximo por la ciudadanía. La paciencia en esta primera fase de aplicación del sistema dará buenos frutos: a corto plazo se verá la disminución de las largas colas y a mediano plazo su desaparición. El objetivo del Gobierno de Costa Rica, de la Embajada y de sus Consulados es facilitar y aligerar los trámites, en beneficio de los hermanos nicaragüenses que nos visitan o conviven con nosotros en Costa Rica.

El autor es Embajador de Costa Rica en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: