Secundaria incompleta en El Astillero

Completar los dos últimos años de educación secundaria, para los estudiantes de la comunidad de El Astillero y comarcas vecinas en Tola, es toda una odisea y un gran sacrificio

votaciones municipales

La mayoría de las escuelas del país serán utilizadas como Juntas Receptoras de Votos durante las elecciones del 5 de noviembre. LA PRENSA/ARCHIVO

Completar los dos últimos años de educación secundaria, para los estudiantes de la comunidad de El Astillero y comarcas vecinas en Tola, es toda una odisea y un gran sacrificio, por lo caro del transporte y por lo lejos que les quedan los centros de estudio.

Petrona Chávez Palacios es una de las madres de familia que lleva años gestionando ante el Ministerio de Educación (Mined), la aprobación de cuarto y quinto año de secundaria para el colegio Salomón Ibarra Mayorga, donde actualmente los jóvenes egresan del noveno grado (tercer año), y para continuar sus estudios deben de viajar a unos 20 kilómetros de distancia, al colegio de Las Salinas, o al de San Ignacio en Tola.

“El problema de la falta de la secundaria completa en El Astillero, es que los muchachos para ir al colegio de Las Salinas son 16 kilómetros y a San Ignacio hay 20 kilómetros, los chavalos tienen que levantarse en la madrugada para agarrar el bus que sale a las 5:00 de la mañana, y regresar a las 5:00 de la tarde cuando el bus viene de regreso”, detalló Chávez Palacios.

Lea también: Escuelas normales deben reinventarse o morir en el intento

Milagros Berroterán comentó que “los muchachos tienen que pasar toda la tarde en la calle, aguantando hambre y sed, porque solo en el pasaje gastamos 50 córdobas diarios, y solo un bus hay que haga el recorrido, y cuando no pasa se llevan más de dos horas caminando, por eso le pedimos al Mined que nos ponga la secundaria completa en El Astillero”.

Jenny Góngora Suárez, otra pobladora de El Astillero, dijo que el problema es más agudo para los jóvenes de comunidades vecinas de esa localidad, como Cañas de García, El Abejonal, y de la zona de Santa Teresa, Carazo, están las comunidades de La Pita y Escalante, que por lo alejado los muchachos estudian en El Astillero, pero cuando culminan tercer año, dejan de estudiar.

Gema Cruz es otra de las madres que comentó tiene una hija cursando el cuarto año, y se asustó el día que fue a reunión, que salió a las 8:00 a.m. de su casa en El Astillero, y como el bus no pasó por la tarde, regresaron hasta las 7:00 p.m. a su hogar.

“Nos preocupa la inseguridad de nuestros hijos, ya no se pueden ir en bicicleta como antes, porque pasan muchos vehículos y los pueden accidentar, el año pasado casi violan a una estudiante, que se salvó porque pasó una moto en ese momento y se la trajo y no tenemos dinero, somos pescadores y la pesca está mala, hay días que no se gana, por eso pedimos al Mined nos apruebe la secundaria completa en El Astillero”, expuso Cruz.

Lo que se necesita

Erlo Antonio Romero Gurdián, director del centro educativo Salomón Ibarra Mayorga, detalló que para abrir el cuarto año, se requiere de la aprobación de dos plazas de maestros, y al año siguiente se podría abrir el quinto año.

Las madres indicaron que si el Mined tiene voluntad abre de una sola vez el cuarto y quinto año, pues recordó que solo de El Astillero hay 33 estudiantes de cuarto año viajando, y 25 de quinto, y para el año que viene, hay como 35 alumnos que pasarían a cuarto año.

“Estudiantes hay, profesores hay, lo que hace falta es voluntad del Ministerio de Educación, por lo que pedimos públicamente a nuestro gobierno que nos ayude”, dijeron.

Le puede interesar: Padres de familia se desligan de la educación de sus hijos

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: