CxL debe pedir su personería

LA PRENSA del 28 de febrero recién pasado publicó, en la página de opinión, un artículo titulado ¿Para qué personería jurídica?, del señor William Ernesto Roiz Murillo

LA PRENSA del 28 de febrero recién pasado publicó, en la página de opinión, un artículo titulado ¿Para qué personería jurídica?, del señor William Ernesto Roiz Murillo.

El señor Roiz Murillo argumentó que Montealegre se separó de una alianza política fuerte para hacerle frente solo al orteguismo.

Hace un mes se publicó otro artículo titulado ¿Qué pretende CxL?

Y existen muchos otros que cuestionan desde la comodidad de su casa.

Cuando no existen garantías —a como es el caso de Nicaragua— y la oposición se niega a participar en elecciones, solo quedan tres opciones: ver los acontecimientos de largo, llamar a la movilización general a como aconteció en Guatemala el 3 de septiembre 2015, o irse a la clandestinidad a la lucha armada.

Pregunto a los que han cuestionado el proceder de CxL: ¿Qué opción tomar?

En Venezuela se llevaron a cabo elecciones parlamentarias el 4 de diciembre de 2005. La oposición no participó alegando falta de garantías, y el chavismo asumió el control absoluto de la Asamblea Nacional.

Tiempo después la oposición reconoció que fue un error no haber participado en los comicios.

La oposición venezolana continúa organizada y con personería jurídica, participó en las elecciones parlamentarias el 6 de diciembre 2016, ganaron el control total de la Asamblea Nacional.

¿Porque el orteguismo despoja a Eduardo Montealegre del PLI? Porque era la única fuerza capaz de ganarle en unas elecciones limpias.

Los errores que ha cometido la oposición venezolana como es caer en la trampa del “diálogo” los debe de capitalizar la oposición nicaragüense para salir lo antes posible de esta dictadura. Eso es lo que mueve a CxL y no debe pedir “diálogo” ni que lo recomiende su santidad el papa Francisco.

Ahora, si el régimen le hubiera rechazado la solicitud a CxL, ¿qué opción se hubiera tomado? Se hubiera vuelto a las calles como los miércoles de protesta.

CxL deberá liderar la oposición nicaragüense a como lo venía haciendo el antiguo PLI. Es bueno recordar que fueron los diputados del PLI los que le pusieron al tanto de la situación de Nicaragua a Almagro, a él se le entregó la información que necesitaba, además se le expuso de viva voz lo ocurrido un día antes de su llegada.

No debemos confiar en nadie, menos en Almagro que es el secretario general de la OEA, pero sobre todo es un izquierdista. Debemos recordar que él ataca a Nicolás Maduro, porque dice que Maduro no es de izquierda y que la ha tergiversado.

Los que pidieron que solicitáramos personería después de la visita de Almagro, no se integran a la organización, escriben, recomiendan, pero no quieren trabajar, para opinar se debe hacer desde dentro del partido y no a través de un artículo de prensa.

Se llegará el momento en que esa personería jurídica de CxL será útil porque no se trata de borrón y cuenta nueva.

Los que critican porque se pidió personería, que respondan si cumplen con los requisitos de la policía para circular vehículo, o si pagan sus impuestos como el IR o el IVA.

Por desventura se debe recurrir al Consejo Supremo Electoral (CSE) porque es la instancia por ley que otorga personalidad jurídica a los partidos políticos.

El autor es abogado, exmilitante del PLI.