Observatorio denuncia «estigmatización» contra Vilma Núñez

El Observatorio condena este hecho e insta al gobierno a rectificar "esas irresponsables descalificaciones" que ponen en peligro a la defensora de derechos humanos.

El Observatorio condena este hecho e insta al gobierno a rectificar «esas irresponsables descalificaciones» que ponen en peligro a doña Vilma Núñez. LA PRENSA/ ARCHIVO/ O. NAVARRETE

Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, expresaron su preocupación por la campaña de estigmatización y descrédito público en contra de la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez efectuada por funcionarias del gobierno.

Ambas organizaciones hacen referencia a la reacción que tuvieron el 8 de marzo, las funcionaria del gobierno ante la nominación de Núñez que hizo la embajadora de Estados Unidos, Laura Dogu, para el premio internacional de Mujeres de Coraje, que lo definieron como “un acto de hostilidad con nuestro pueblo y gobierno”.

En una declaración pública Amnistía Internacional “urge al gobierno a que rectifique los mensajes hostiles en contra de la defensora de derechos humanos y respalde pública e incondicionalmente la importante y legítima labor de la defensora en la promoción de los derechos humanos”.

Igualmente Amnistía Internacional solicita que el Estado adopte prontamente las medidas necesarias para garantizar la seguridad de Núñez y de los miembros del Cenidh, en consulta con ellos.

“La estigmatización y deslegitimación contra Núñez es una acción más que se enmarca en un contexto de hostigamiento y persecución que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos en Nicaragua, el cual Amnistía Internacional ha documentado por varios años”, dice Amnistía.

Al tiempo que  señala que las campañas de desprestigio contra personas defensoras de derechos humanos elevan el riesgo que enfrentan, y facilitan e incluso fomentan las agresiones en su contra.

Mientras desde Ginebra y París, el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) hizo un llamado urgente ante lo que consideran no solo estigmatización pública sino de intimidación, en contra de  Vilma Núñez, en Nicaragua

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos es un programa creado en 1997 por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la FIDH y tiene por objetivo intervenir para prevenir o remediar situaciones concretas de represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos. OMCT y FIDH son ambos miembros de ProtectDefenders.eu, el Mecanismo de la Unión Europea para Defensores de Derechos Humanos implementado por sociedad civil internacional.

En la descripción que hace el Observatorio sobre el caso de Núñez, señala que «ha recibido con seria preocupación información del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) sobre la estigmatización pública por parte de autoridades del Estado contra la Señora Vilma Núñez de Escorcia, fundadora y presidente del Cenidh, organización miembro de la Red SOS-Tortura de la OMCT y de la FIDH en Nicaragua, y una de las defensoras de derechos humanos más emblemáticas y reconocidas en el país».

Destaca las palabras con que las nueve funcionarias del gobierno se refirieron a Núñez en la carta dirigida a la embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, como “una persona cuyas diatribas, insultos y prácticas han ofendido, reiteradamente, al pueblo y Gobierno de Nicaragua, en la intención de romper la armonía y la unidad que tenemos”, en reacción a la nominación que la diplomática hizo para el premio internacional de Mujeres de Coraje, que también fue definido como «un acto de hostilidad con nuestro pueblo y gobierno».

Está en peligro

El Observatorio condena este hecho e insta al gobierno a rectificar «esas irresponsables descalificaciones» que ponen en peligro a la defensora. Y recuerda que Núñez «ha sido en el pasado víctima de una campaña de desprestigio y ataques de diversa índole que llevaron a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la haya reconocido como beneficiaria de medidas cautelares desde el año 2008», dice el llamado del Observatorio.

El observatorio pide a sus organizaciones a que escriban a las direcciones electrónicas del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, de Maximino Rodríguez Martínez, presidente de la Comisión de la Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos de la Asamblea Nacional de Nicaragua, así como a los vicepresidentes de esa comisión Walter Eden Espinoza Fernández, y Filiberto Jacinto Rodríguez López a Hernán Estrada Roman, al  Embajador de Nicaragua ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales en Ginebra, así como a la Embajada de Nicaragua en Bruselas.  Les pide demandar que sean adoptadas de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de Núñez y miembros del Cenidh y, en general, la de todos los defensores y defensoras de derechos humanos en Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: