Joven asesinada en Somoto sufría calvario, según su madre

“Él hace un año le había fracturado el tabique de la nariz”, señaló Zaida Carrasco Andrade, madre de Cynthia Carrasco Ruiz, asesinada presuntamente por su cónyuge

joven asesinada en Somoto

Cynthia Yahosca Carrasco Ruiz fue asesinada en Somoto. LA PRENSA/ W. ARAGÓN

Doña Zaida María Carrasco Andrade, madre de Cynthia Yahoska Carrasco Ruiz, asesinada presuntamente por su cónyuge la noche del domingo, relató que su hija sufrió por 12 años vejámenes, violencia física y psicológica de su marido Harvin Rodríguez, detenido por la Policía en Madriz.

“Él hace un año le había fracturado el tabique de la nariz”, señaló Carrasco Andrade.

Cynthia Yahoska Carrasco Ruiz, quien tenía 22 años, fue encontrada muerta a eso de las 10:00 p.m., del domingo, en una casa ubicada cerca del basurero municipal, a un kilómetro al noreste de Somoto, en Madriz.

Presentaba varias estocadas

Cuando fue encontrada por los vecinos presentaba varias estocadas con arma blanca (cuchillo) en el rostro y otras partes de su cuerpo, además de señales de estrangulamiento, señaló Carrasco Andrade.

Rodríguez, de 27 años, se fugó después de cometer el crimen la noche del domingo y fue capturado la mañana de este lunes en la comunidad somoteña de Sonis, reveló una fuente policial.

“Mi hija tenía 12 años de convivir con este hombre y procrearon un hijo que tiene seis años de edad. El niño todo el tiempo ha vivido conmigo para evitar que Harvin le fuera hacer algo a mi nietecito, porque este hombre era muy violento y constantemente la golpeaba y la maltrataba mucho y ella varias veces llegó a denunciarlo a la Policía, pero ahí salía a los tres días, nunca le hacían nada”, dijo la adolorida madre.

Te puede interesar: Juicio por caso de femicidio en Matagalpa será el 7 de marzo

“Él la amenazaba”, dice madre de víctima

Agregó que su hija intentó en varias ocasiones separarse de Harvin porque ya no lo quería, “pero él la amenazaba de muerte constantemente, en una ocasión mi hija se perdió de la casa como ocho días, y entonces le pregunté a Harvin por ella y me dijo que ahí estaba, y yo le dije cuidadito es que ya me la mataste y me la tenés enterrada por ahí”, recordó.

Añadió que su hija apenas había logrado cursar el sexto grado porque Harvin no la dejó continuar con sus estudios. “Ella se ayudaba elaborando y vendiendo tajadas de plátano, y de vez en cuando me ayudaba con la venta de ropa que hago, pero como el hombre era muy celoso, casi ni venía”, finalizó.

LA PRENSA intentó este lunes conocer sobre la denuncia de que la víctima había interpuesto varias acusaciones en contra de su compañero ante la delegación policial de Somoto, en Madriz, pero los mandos de esta institución señalaron que no pueden dar declaraciones a los medios porque está prohibido por el comisionado Juan Manuel Chávez, jefe de la Policía en este departamento, quien se niega a dar entrevistas.

Campaña contra violencia machista

Por su parte, el Gobierno de Nicaragua anunció este lunes que prepara una campaña contra la violencia machista para promover el respeto entre las parejas y las familias.

La campaña, que será presentada en los próximos días, promoverá el respeto y la dignidad en las parejas, la familia y la comunidad, dijo la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

La iniciativa estará dirigida principalmente a las personas que conviven en unión de hecho estable, matrimonios o novios, y hará énfasis en el respeto a las mujeres, explicó Murillo.

Lea también: Violencia contra la mujer son tratados como simples faltas

Policía apática

Haydée Castillo Flores, del Movimiento de Mujeres de Las Segovias (Estelí, Madriz y Nueva Segovia), convocó para la mañana de hoy a que las mujeres de Estelí, Madriz y Nueva Segovia se hagan presentes para acompañar a los familiares en el sepelio de Cynthia Yahoska.

“A la vez vamos a protestar por el actuar de las autoridades de la Policía que proceden apáticamente a los hechos de asesinato de mujeres en esta región”, indicó.

Recordó que existe el caso de una adolescente que escapó de un intento de violación en la comunidad de Santa Teresa, en Somoto, donde el presunto autor anda libre a pesar de que a la víctima le quebró el brazo y la Policía ha buscado la mediación en vez de proceder.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: