“No me arrepiento de haberla matado, ella ya está muerta y no hay nada que hacer”

El cuerpo de Cynthia Carrasco presentaba signos de violencia en diferentes partes del cuerpo, Mientras el hombre era presentado ante la Fiscalía, la mujer estaba siendo enterrada.

Somoto, femicidio

Harvin Pabel González Vásquez. LA PRENSA/Cortesía

Harvin Pavel González Vásquez, de 27 años, quien este martes admitió haber matado la noche del pasado domingo a su cónyuge Cynthia Yahosca Carrasco Ruiz, será acusado formalmente por el delito de femicidio, confirmó el comisionado mayor Juan Manuel Chávez.

El crimen ocurrió en el barrio Bernardino Ochoa, de la ciudad de Somoto, en Madriz. El comisionado mayor Chávez dijo que ayer pasarían el expediente al Ministerio Público para que inicien la acusación.

Lea además: Joven asesinada en Somoto sufría calvario, según su madre

“No me arrepiento de haberla matado. Ella ya está muerta, ya lo hice, hombre, y ya está hecho”, fueron las palabras de González Vásquez ante los medios de comunicación minutos después de la conferencia de prensa que brindó el jefe de la Policía en Madriz.

A esa misma hora, 9:00 a.m., de este martes, se realizaban las honras fúnebres de Carrasco Ruiz, de 22 años, en el cementerio municipal de la ciudad de Somoto.

Signos de violencia en el cuerpo

El comisionado mayor Chávez explicó que el cuerpo de la víctima presentaba signos de violencia en diferentes partes del cuerpo.

“En la inspección que realizaron al cadáver los médicos forenses encontraron que este presentaba un orificio de dos centímetros a la altura del párpado y el hombro derecho provocado con un arma blanca y en el cuello se observaba varios moretones, y según los forenses, la causa de la muerte fue por asfixia o estrangulamiento”, dijo Chávez.

Lea también: Violencia contra la mujer son tratados como simples faltas

Indicó que en las investigaciones se determinó que a eso de las 4:00 p.m., del domingo, se presentó a la casa de la víctima González Vásquez, quien entabló discusión con su pareja, “según dijeron los vecinos”, agregando que después de los hechos (muerte de la joven) este abandonó el lugar dejando a la víctima sin vida. Sin embargo, fue capturado al día siguiente en la casa de su hermana Maryuri Lisseth, en Somoto.

Mujeres se pronuncian

Durante las honras fúnebres de Carrasco Ruiz, un grupo de mujeres de los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia, se pronunciaron en contra de lo que denominaron un caso más de femicidio en Nicaragua.

“Este es el femicidio número 12 en nuestro país (en 2017), y lamentamos de que no se está haciendo nada por parte de las instituciones del Estado como la Policía Nacional para prevenir estas muertes”, dijo Luisa Centeno, de la Red de Mujeres del municipio de Condega, en Estelí.

Le puede interesar: Declaran 28 de los 32 testigos en el juicio contra el supuesto femicida de Matagalpa

Centeno recordó que en el caso de Carrasco Ruiz, quien deja un hijo en la orfandad, las autoridades policiales fallaron porque la joven ya había denunciado en reiteradas ocasiones a su victimario por el continuo acto de violencia que vivía.

Familiares aseguran que Carrasco había interpuesto varias acusaciones en contra de su pareja, porque constantemente la golpeaba y la amenazaba de muerte, y las autoridades de Somoto nunca hicieron nada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: