Puntos y millas de las tarjetas: cómo sacarles provecho

Cada vez que realizás compras con tus tarjetas de crédito y débito acumulás puntos o millas (según el banco), los que posteriormente podés canjear. Hoy te explico a detalle todo lo que debés saber sobre este tipo de promoción.

los centavos

Gisella Canales Ewest.

Cada vez que realizás compras con tus tarjetas de crédito y débito acumulás puntos o millas (según el banco), los que posteriormente podés canjear. Hoy te explico a detalle todo lo que debés saber sobre este tipo de promoción.

Los puntos y millas son parte de los programas de lealtad de los bancos, que premian el uso de sus tarjetas en cualquier comercio, pero como toda promoción, tienen condiciones específicas que muchas veces desconocemos, lo que nos puede llevar a perder el beneficio.

¿Cómo se acumulan? Por lo general se acumula un punto por cada dólar gastado con la tarjeta. Si tus compras son en córdobas también acumula, pero debés hacer la conversión al cambio que aplique el banco ese día.

En algunas tarjetas (las tipo premium) la acumulación podría variar, y en vez de un punto o milla por cada dólar gastado, podrían ser 1.25, 1.5 y hasta 2 por cada dólar de forma permanente. Esto excluye las promociones de doble o triple acumulación de puntos o millas, debido a que son eventuales.

Al acumular no se contabilizan los decimales. Es decir, si tu compra fue el equivalente a 10.2 dólares, habrás ganado 10 puntos o millas.

Lea también: Mantenimiento de vehículos y las garantías: ¡no gastés de más!

¿Cómo canjearlas? Cada banco tiene su red de establecimientos determinados para hacer efectivo el canje de las millas. Asimismo, según el tipo de comercio el factor de conversión o de canje (referencia para convertir tus puntos o millas a dinero) cambiará.

Cada banco tiene un factor de conversión distinto, que para las compras (tiendas, supermercados y restaurantes, por ejemplo) van desde 0.007 hasta 0.010; en agencias de viajes es 0.015 y para canje en efectivo puede bajar hasta 0.0052. Pero el factor de conversión o canje que predomina es el 0.008. Debés revisar cuál aplica a tu tarjeta.

El factor de conversión lo multiplicás por la cantidad de puntos o millas acumuladas y el resultado es tu disponibilidad en dólares. Si usarás lo acumulado para pagar una compra en córdobas solo debés aplicarle el cambio oficial de ese día.

Ejemplo: 1,000 puntos * factor de conversión 0.008 = 8US$.

Si querés cambiar tus puntos o millas a efectivo debés saber que el banco no te va a entregar dinero, sino que lo acreditará a tu tarjeta. Con ese saldo a tu favor podrás hacer alguna compra, retiro o podés usarlo para pagar tu tarjeta.

De tu interés: Conocé las estrategias del comercio para hacerte gastar más

Pueden perderse. Aunque los puntos o millas no vencen, sí podés perder ese beneficio en el caso que tu tarjeta de crédito caiga en mora por más de un mes.

Cada banco estipula una forma distinta para la pérdida: algunos te penalizan con la mitad de los puntos o millas al mes de mora, otros te quitan el 30 por ciento, pero en la mayoría de los casos podés perderlos completamente si llevás un impago de más de 60 días. Asimismo, mientras tengás pagos vencidos no acumularás más ni podrás canjearlos.

Si la tarjeta es de débito, también podés perder el beneficio si la cuenta permanece por debajo del saldo mínimo requerido.

Y en el caso de que se cierre la cuenta o se cancele la tarjeta, también se pierden. Si pensás hacerlo, es mejor que primero consultés cuánto tenés acumulado y lo usés antes de la cancelación.

Mínimos y máximos. Algunos bancos exigen un monto mínimo de puntos o millas para poder canjearlas. Además, según el tipo de tarjeta, tenés un monto máximo a acumular durante el mes. Si tus transacciones sobrepasan esa cantidad, no son acreditadas.

No todo aplica. Hay varios tipos de transacciones que no acumulan puntos o millas. Algunas de ellas son: cargos por extrafinanciamiento, retiros de efectivo en cajeros automáticos o ventanillas, compras a cero por ciento de interés, comisiones por retiros, cargos por membresías, intereses corrientes, intereses moratorios o débitos por mantenimiento al valor, seguros de vida por saldo deudor, cargos por el protector contra fraudes, cargos por ayuda a asociaciones de beneficencia, transferencias de saldos entre tarjetas.

Ahora ya sabés cómo podés sacar más provecho a este beneficio de las tarjetas, que puede salvarte en caso que no tengás mucha disponibilidad de dinero o querrás darte un gustito no presupuestado.

Para saber cuántos puntos o millas tenés, podés revisarlo en tu estado de cuenta (en caso de tarjetas de crédito) o preguntarlo directamente al banco (si es de débito), ya sea personalmente o vía telefónica. Algunas de las sucursales en línea ofrecen el dato.

(*) Autora del blog de finanzas personales Dele Peso a sus Pesos.
gisella@delepesoasuspesos.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: