«Chocolatito» González vencido por Rungvisai y pierde la corona

Román "Chocolatito" González fue derrotado por el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, en su primera defensa del título mundial de las 115 libras del CMB.

Un cabezazo de Srisaket Sor Rungvisai en el tercer asalto provocó un corte en la ceja de Román González, quien a pesar de eso no dejó de atacar. LAPRENSA/O. NAVARRETE

Un cabezazo de Srisaket Sor Rungvisai en el tercer asalto provocó un corte en la ceja de Román González, quien a pesar de eso no dejó de atacar. LAPRENSA/ OSCAR NAVARRETE

Si ciertamente los héroes son más alentados por las derrotas que por los triunfos, Román “Chocolatito” González se encontró anoche ante ese escenario, al ser despojado de su corona mundial súper mosca del CMB, más por los jueces, que por Srisaket Sor Rungvisai, quien sin embargo, ofreció gran resistencia en el Madison Square Garden.

A Rungvisai le adjudicaron una decisión mayoritaria. Uno de los jueces declaró empate 113-113, mientras que los otros, determinaron un éxito 114-112 para el tailandés, quien pareció tan sorprendido como la clientela en la famosa arena neoyorquina, que abucheó el fallo de los jueces Glenn Feldman, Julie Lederman y Waleska Roldan.

González, quien además de perder su corona, se vio despojado también de su invicto y eventualmente perderá la distinción de mejor peleador libra por libra del mundo, fue tumbado en el primer asalto por una poderosa derecha que se alojó en su costado izquierdo, pero se levantó a combatir heroicamente a pesar de una cortadura en la ceja derecha.

Lea más en: Expertos vieron ganar a Román “Chocolatito” González

El segundo asalto fue igualmente difícil. Rungvisai mantuvo su agresividad y el control de la distancia, mientras “Chocolatito” trataba de estabilizarse luego de probar la lona por primera vez en su carrera profesional. Y lo consiguió en el tercero, cuando logró combinar sus disparos y contuvo las embestidas del pugilista asiático.

“Chocolatito” se adueñó del ritmo del combate y en los siguientes cuatro rounds impuso la distancia y castigó sin piedad a Rungvisai, quien probó enfáticamente que no solo tenía potencia en las manos, sino también una formidable resistencia que le hizo mantener la cabeza en su lugar a pesar del castigo incesante del nica.

A la altura del octavo asalto, el nica dominaba las acciones, a pesar de que el tailandés nunca dio marcha atrás, más bien, el asiático pareció tener un segundo aire y acertó una buena cantidad de envíos contra el pinolero, quien sin embargo, combinó también y logró mantener lo que nosotros pensábamos era una ventaja en las tarjetas.

Y para despejar dudas, Román aceleró en los últimos tres rounds, provocando una agitación enorme en el Garden, cuyos asistentes, en medio del oleaje ofensivo, imaginaba ganador al nica, un boxeador que ha entrado profundo entre los fanáticos por su boxeo de alta calidad y su valentía.

Vea más: La pelea del “Chocolatito” González y Srisaket Sor Rungvisai en fotos

Román "Chocolatito" González fue mandado a la lona por segunda vez en su trayectoria. LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE
Román «Chocolatito» González fue mandado a la lona por segunda vez en su trayectoria. LA PRENSA/OSCAR NAVARRETE

Lea además: Test | ¿Qué tanto sabés sobre «Chocolatito» González?

Fue tal el dominio de Román, que en el último asalto, Rungvisai se corrió descaradamente, provocando una rechifla en la arena. Y cuando la pelea concluyó, González alzó los brazos en señal de victoria, mientras los jueces tenía reservada una nueva sorpresa que indudablemente afecta la imagen ya deteriorada del boxeo mundial.

Tecnología confirma

Román lanzó 1,013 golpes, de los cuales conectó 441 para un 43.5 por ciento de acierto. Rungvisai hizo 940 disparos, pero solo pegó 284 para un 30.2 por ciento de efectividad. En cuanto a jabs, el nica le envió 354 y acertó 69, es decir, un 19.5 por ciento, superior al 4 por ciento del tailandés, quien tiró 176 y pegó siete. Así que no hay discusión.

En cuanto a golpes de poder, el nica lanzó 659 y aterrizó en el cuerpo de Rungvisai 372 para un 56.4 por ciento de acierto, superior al 36.3 por ciento del tailandés, quien le lanzó 764 bombazos, pero solo le pegó 277, para confirmar lo que los ojos de los miles de fanáticos en el Garden y en el mundo, vieron anoche, en ruta hacia un despojo del nicaragüense.

Lea también: Madre de “Chocolatito”: “Ves, yo tuve un mal presentimiento”

Se acabó el invicto

46-1
con 38 nocauts es el nuevo récord de Román González, mientras Srisaket Sor Rungvisai, mejoró a 42-1-4.

A reaccionar

A Román González se le escapan de momento varias opciones interesantes en su carrera, como una revancha contra Carlos Cuadras, quien ganó su pelea ante David Carmona en esta misma velada.

Ahora viene una interesante prueba para ver cómo reacciona ante la primera derrota de su carrera iniciada, en el año 2005.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: