Anatomía del racismo

El racismo es un rasgo inherente a la naturaleza humana. Los niños nacen sin experimentarlo, y así evolucionan durante los primeros años de vida, hasta que, paulatinamente, van adquiriendo una identidad.

19/03/2017
Carlos-Montaner, cuba

Para Mario Kreutzberger, don  Francisco, que se preguntaba de dónde surgía el racismo.

Steve King, congresista republicano de Ohio, tuiteó: “No podemos reconstruir  nuestra civilización con los hijos de otros países”. A  lo que le respondieron, contrariados, dos congresistas cubanoamericanos, también republicanos, Carlos Curbelo e Ileana Ros-Lehtinen. Ileana precisó: “La diversidad es nuestra fuerza”. La polémica  fue reflejada en El Nuevo Herald.

Ahí está el núcleo de un debate permanente: la naturaleza humana, es decir, animal, reivindicada por King, frente a la racionalidad artificial surgida en el curso de nuestra civilización. Es la  uniformidad contra la diversidad. Son los nexos genéticos frente a las relaciones fundadas en el derecho. Es la lógica de la raza, de la sangre, de Hitler, versus la de los derechos naturales y, si se quiere, la de la tradición  judeo-estoica-cristiana.

El racismo, es cierto, aumenta notablemente en el mundo. Se demuestra en los crecientes episodios de  antisemitismo. Ocurre en  Francia, en Holanda, en España, en Italia. La consigna de hacer “otra vez grande a Estados Unidos (EE. UU.)” no es solo una cuestión económica o industrial. Es también que el país sea de nuevo, esencialmente, blanco, norte-europeo y uniformemente angloparlante,  como le gustaría al congresista Steve King.

Así era la clase dirigente norteamericana cuando se fundó la República a fines del siglo XVIII, mítica época dorada en la que se dieron cita los Padres Fundadores. Así fue hasta que llegó a la Casa Blanca un señor afro-anglo-americano llamado Barack Hussein Obama, el presidente número 44 de la nación.

Hoy tal vez caben en esa definición estrecha de EE. UU., pero menos, los judeoamericanos, los italoamericanos, los grecoamericanos, y el resto de las adherencias que han inmigrado en masa a EE. UU. en los últimos 150 años, pero el núcleo duro de la identidad estadounidense, el que genera el estereotipo más enérgico, es el mítico anglosajón ilusionado con la victoria de Donald Trump, como le ocurre al congresista Steve King, descendiente de irlandeses, alemanes y galeses.

El  racismo es  un rasgo inherente a la naturaleza humana. Los niños nacen sin experimentarlo, y así evolucionan durante  los primeros años de vida, hasta que, paulatinamente, van adquiriendo una identidad. Esa es la  madre del cordero. Tan pronto se perfila y afianza el yo, comienza el impulso ciego  por  segregar o liquidar al otro, al diferente, al que realmente no forma parte del grupo ni comparte esa identidad primaria.

La identidad nos hace racistas porque vamos dejando de ser individuos en abstracto para formar parte de una tribu que se identifica por el color de la piel, el tipo de cabello, la forma de los ojos, el idioma que utilizamos, la entonación con que lo hablamos, la gesticulación que empleamos, las creencias religiosas, la mitología o relatos compartidos, y otros mil detalles que van formando y conformando a los miembros del grupo.

El antropólogo José Antonio Jáuregui, un catedrático especialmente inteligente, intuía que ese comportamiento de acercamiento “identitario” formaba parte de una estrategia natural de la especie para poder prevalecer en el complejo y agresivo curso de la evolución.

Las  personas integradas en una tribu tienen más posibilidades de reproducirse y entregar sus genes a sus descendientes. Para lograrlo,  el cerebro nos guía en la dirección debida por medio de los neurotransmisores con estímulos placenteros o dolorosos. Somos,  decía Jáuregui, “esclavos  de nuestros  cerebros’.

El nacionalismo y el fanatismo deportivo —casi siempre hermanados— serían una expresión de este fenómeno. (Hace  pocas fechas, cuando los catalanes ganaron un improbable partido de futbol con cinco goles, los sismógrafos de Barcelona registraron el triunfo con un punto en la escala de Richter por los saltos de alegría que dieron al unísono decenas de miles de barceloneses felices, súbitamente unificados por el paroxismo provocado por la victoria del equipo local).

¿Cómo pudo ganar la presidencia un mestizo con nombre árabe y orígenes parcialmente africanos si las sociedades permanecen atadas por esos lazos antiguos e invisibles? Porque, al menos provisionalmente, había  triunfado la concepción republicana (en el buen sentido de la palabra) de la especie: todos  somos iguales ante la ley. Fue el triunfo del republicanismo, un bendito artificio basado en la hermosa superstición de que es el acatamiento de la Constitución lo que hace estadounidenses a  los “americanos”.

En eso estamos. Luchando contra un pasado de millones de años para que las personas no sean prejuzgadas por el color de la piel, los dioses en los que creen, los deseos sexuales que los dominan y el resto de los elementos que constituyen la identidad.

Eventualmente se logrará y habremos desterrado el racismo para siempre. Pero necesitamos mucho tiempo para que la razón  gane ese combate. Al fin y al cabo fuimos animales millones de años y solo hace 25 siglos que Zenón el Estoico, un extranjero pelirrojo, pequeño y patizambo, se atrevió a decir en Atenas que las personas tenían derechos más allá del parentesco y del sitio de nacimiento. Apenas un rato.

   El autor es periodista y escritor. Su último libro es la novela Tiempo de Canallas. ©FIRMAS PRESS

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.


Recientes
16/07/2018 06:14 PM

Gobierno de Daniel Ortega criminaliza las protestas

Política
Gobierno de Daniel Ortega criminaliza las protestas

En la nueva ley se establecen penas de cárcel ente 15 y 20 años de cárcel para quienes cometan terrorismo o a quienes financien estos delitos..

16/07/2018 05:44 PM

Policía Nacional libera a 15 ciudadanos detenidos el fin de semana en Granada

Departamentales
Policía Nacional libera a 15 ciudadanos detenidos el fin de semana en Granada

Los familiares se emocionaron al ver sus parientes salir de la estación policial. Sin embargo, otro grupo de padres de familia se quedaron para saber de sus detenidos..

16/07/2018 04:20 PM

Trece países exigen desmantelamiento de paramilitares en Nicaragua

Política
Trece países exigen desmantelamiento de paramilitares en Nicaragua

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay son los países que expresaron su preocupación por la violación de los derech..

16/07/2018 04:04 PM

Premio Cervantes vivió sus últimos años en la cama por simple “pereza”, dice su viuda

Cultura
Premio Cervantes vivió sus últimos años en la cama por simple “pereza”, dice su viuda

El escritor Juan Carlos Onetti no esperaba que le dieran el Premio Cervantes -en 1980- "porque era muy supersticioso, así que se quedó en la cama; pero al final llamaron a la puerta"..

16/07/2018 04:02 PM

Paramilitares armados asedian los barrios y comunidades de Madriz y Nueva Segovia

Departamentales
Paramilitares armados asedian los barrios y comunidades de Madriz y Nueva Segovia

Hombres armados con fusiles de guerra también custodian las casas de alcaldes orteguistas, así como las instalaciones de las alcaldías y casas del FSLN..

16/07/2018 03:52 PM

Expresidentes de Costa Rica solicitan a la ONU intervenir en crisis de Nicaragua

Política
Expresidentes de Costa Rica solicitan a la ONU intervenir en crisis de Nicaragua

La carta está firmada por los expresidentes Óscar Arias, Rafael Ángel Calderón, José María Figueres, Miguel Ángel Rodríguez, Abel Pacheco, Laura Chinchilla y Luis Guillermo Solís..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}