Urge evitar más muertes en las vías

Mientras la Policía Nacional contempla endurecer las medidas para frenar la ola de accidentes de tránsito en el país, especialistas en el tema abogan por que las autoridades no busquen soluciones a través de mayores penas

accidentes de tránsito, Nicaragua, accidentes de tránsito

Este domingo se registró otro accidente a la salida del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, resultando dos personas lesionadas. LA PRENSA/R.ACOSTA

Mientras la Policía Nacional contempla endurecer las medidas para frenar la ola de accidentes de tránsito en el país, especialistas en el tema abogan por que las autoridades no busquen soluciones a través de mayores penas para quienes infrinjan la Ley, pues no resolverían el problema.

“La justicia penal también debe contribuir a que cambiemos nuestra mentalidad”, dijo el comisionado general Xavier Dávila.

El secretario de la jefatura policial dijo al respecto que la población debe entender “que la muerte de una persona es gravísimo y que para eso hay consecuencias”.

Lea además: Jóvenes son los que más mueren en accidente de tránsito en Nicaragua

Sin explicar si con esto se refiere a que propondrán modificaciones a la Ley para imponer mayores penas, Dávila dijo: “Si yo, por alguna razón hago una acción que le quita la vida a otra persona, tengo mi sanción penal, entonces igual puede ser en los accidentes de tránsito, debe haber una sanción penal, porque no podemos estar, digamos, procurando una situación de seguridad si no hay seguridad jurídica”.

Educación vial y disciplina

La educación vial “es clave para lograr una conducta consciente, pero necesitamos disciplina”, señaló Dávila, quien entre otras medidas anunció que la Policía podrá realizar inspecciones técnico-mecánicos en la vías cuando consideren que un vehículo en marcha así lo requiera. Esto no tiene nada que ver, aclaró, con los chequeos periódicos formales establecidos por la Ley.

“No puede estar ausente la acción de corrección y de sanción de la Policía en esos casos que no contribuyen a la seguridad y que más bien ponen en riesgo nuestra seguridad. De tal manera que la aplicación de la Ley va a continuar (…), procuraremos, como bien nos han señalado aquí, no cometer errores”, indicó Dávila durante el Foro de Educación Vial, realizado el viernes pasado en la Universidad Nacional Autónoma (UNAN-Managua).

Pallais: “No es cuestión de incrementar penas”

Para el abogado y ex viceministro de Gobernación, José Pallais, “está demostrado científicamente por el Derecho Penal y los estudiosos, que cuando se incrementan las penas los delitos se incrementan también. Aquí no es cuestión de incrementar penas”.

Lea más en: Casi 800 muertos en accidentes de tránsito en Nicaragua en 2016

Aunque Pallais señaló que sí hay casos donde el conductor cometió un accidente por circular en estado de ebriedad o exceso de velocidad, lo cual es considerado un agravante, la pena debe ser mayor.

Pallais aconsejó que se debería reformar la Ley de Tránsito y adoptar un sistema de puntos, que existe en otros países, el cual consiste en que “por cada infracción se te va cargando un determinado punto” y un sistema más efectivo y expedito del pago de indemnización de la responsabilidad civil para quien comete accidente, que en Nicaragua la Ley no se cumple.

El también exlegislador expresó que en cuanto a las indemnizaciones de responsabilidad civil, la reforma debe ser de facilitar procedimientos o mecanismos o que sean más exigentes en el pago de los seguros y que los montos de indemnización, en caso de muertes, sean más altos, pues actualmente los montos son bajos y si no hay seguro, es difícil cobrarlos aunque la Ley contempla que deben pagarse.

Pena pecuniaria mayor

El exprocurador Alberto Novoa consideró, por su parte, que tiene que haber mayor rigor en la aplicación de la norma administrativa, mayor educación a los que conducen e imponer una pena pecuniaria mayor no en cuanto a la multa, sino a la responsabilidad civil producto del delito.

Lea también: Accidentes resultan costosos en Nicaragua

Novoa explicó que en el Derecho Penal se castiga la finalidad y la conducta. Por lo que en “el delito imprudente, cualquiera sea este, no hay voluntad de dañar, lo que hay es una inobservancia del deber objetivo del cuidado”. Por tanto, en los delitos imprudentes no es por el daño causado que se va a imponer una pena, sino por la voluntad, la finalidad que tiene el comportamiento humano. “Mundialmente se diferencia la dimensión de la pena entre los delitos dolosos y los imprudentes, tomando en cuenta de que en los imprudentes existe un resultado, pero no existe una intención de provocar ese resultado”, sostuvo Novoa, quien considera que en Nicaragua las penas para el homicidio imprudente en el que se encasillan los accidentes ya son altas y van de uno a cuatro años y agravarlas “no vendría a resolver el problema”.

Priorizarán accidentes de tránsito

El comisionado general Xavier Dávila dijo que el primer punto de agenda en las reuniones de los barrios donde analizan los índices de delito será la seguridad vial y recogerán las demandas de la población, pues expuso que el principal desafío es reducir las muertes por accidentes de tránsito.

Dávila anunció que se proponen mejorar la seguridad de las carreteras invirtiendo en recursos de todo tipo. Y reconoció que hasta ahora se han limitado a levantar datos de cada accidente y víctimas, pero no a profundizar en los factores que pueden incidir en los mismos, por lo que “cada lugar donde ocurra un accidente, debe ser analizado y debemos de modificarlo para que un accidente igual no vuelva a ocurrir”.

Lea también: Nicaragua se desangra por accidentes de tránsito

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: