Randy Caballero resuelve saliendo de la inactividad y gana título

Randy Caballero pasó por el fuego en su regreso al ring frente al mexicano Jesús Ruiz y atrapó el título de las 122 libras de la Federación Norteamericana de Boxeo.

Randy Caballero se quedó con el título en medio de una pelea cerrada. Foto: Cortesía/ Sammy Herrera

Randy Caballero se quedó con el título en medio de una pelea cerrada. Foto: Cortesía/ Sammy Herrera

Randy Caballero pasó por el fuego en su regreso la noche del jueves en el Fantasy Springs Casino en Indio, California, donde conservó su invicto y se convirtió en el nuevo campeón de las 122 libras de la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF, por sus siglas en inglés) al lograr una decisión unánime (97-93, 96-94 y 96-94) sobre el mexicano Jesús Ruiz, en diez asaltos.

Sacudiéndose el polvo de una inactividad de 13 meses, “El Matador” enderezó el destino de la pelea en la segunda parte, aunque no se vio tan cómodo, tardó mucho en descifrar que la distancia era lo más conveniente para él, porque en corto lució vulnerable, mostrando pocas variantes delante de un Ruiz que fue siempre al frente como un camión.

Lea también: Randy Caballero: «Estoy feliz de mi regreso al ring»

¿Qué más pedirle a Randy después de dos años difíciles? No era acertado imaginárselo en actitud demoledora ni con vistosidad técnica. Anoche se regaló más que un título la confianza, para limpiar la hojarasca en una división que no es la suya, en la que busca la oportunidad de volver a los primeros planos con un título del mundo.

La pelea tuvo de todo. Por momentos se vieron dos Randy, uno estableciendo la distancia con el jab y con combinaciones de uno y dos golpes, a veces girando en torno a Ruiz, y el otro, sin ideas en lo estrecho, donde el originario de Nogales cobró el mejor cheque. Aparecieron los cabezazos, al menos cuatro, uno de ellos hiriendo a Randy en su ceja derecha en el octavo asalto. También los abrazos.

Así fue

Cerradísimo fue el rumbo de las tarjetas hasta el quinto capítulo, con una ventaja de pestaña para Ruiz; sin embargo, Caballero repuso el desliz de fajarse en corto y lo sustituyó por la distancia, aunque mostró la mala intención de ir al frente con la cabeza como lanza.

Nota relacionada: Randy Caballero marcó 121.6 en pesaje oficial 

Randy abrió el primer round sin irse al estudio y conectó los mejores golpes. En los dos siguientes lució estático, resistiendo castigo, con un Ruiz entrado en confianza. En el cuarto, se movió más, varió la estrategia y le dio resultado. El quinto se inclinó al mexicano en corto. Posteriormente, del sexto al décimo, Randy no dejó de sentir la presión, pero punteó lo necesario para ganar, excepto en el noveno, en el que Ruiz lo presionó más de la cuenta.

No hubo algún momento en el que Randy se vio anulado, pero las señas de su inactividad fueron obvias, como la falta de movilidad. No obstante, “El Matador” fue inteligente para inclinar la balanza a su favor y festejar el triunfo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: