Derroche y sequía en el Día del Agua en Nicaragua

En el Día Mundial del Agua este miércoles, no hubo nada que celebrar, pues cada día miles de familias sufren por el desabastecimiento en la zona urbana y el difícil acceso en la zona rural

En comunidades como el pastillo,y Pikin Guerrero,el lago cocibolca a dejado de sustentar los rios y han muerto en las costas todo tipo de especies desde almmejas, sardinas y tortugas..Managua 9 de Abril del 2016. Foto LA PRENSA/Manuel Esquivel

En el Día Mundial del Agua este miércoles, no hubo nada que celebrar, pues cada día miles de familias sufren por el desabastecimiento en la zona urbana y el difícil acceso en la zona rural, pese a que Nicaragua posee una disponibilidad de 39,668 metros cúbicos por habitante cada año, cuatro veces la disponibilidad de agua que tiene Estados Unidos, según el Libro de Aguas Urbanas, capítulo Nicaragua, publicado en 2016 por Katherine Vammen.

El exdiputado y economista Enrique Sáenz, dijo que se debe pedir rendición de cuenta a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), al Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA), así como al gobierno del presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega.

Lea más en: Mala distribución agrava la crisis de agua en Nicaragua

“Hay que tomar conciencia del despilfarro, aquí existe una institución que fue creada expresamente para tutelar, para proteger, para aprovechar de manera racional el agua, como es la Autoridad Nacional del Agua, que es una institución que a pesar del presupuesto que tiene, aproximadamente un millón de dólares anuales, simplemente no hace nada; ninguna de las atribuciones que aparece en la Ley de Aguas Nacionales la cumplen, entonces se trata de tomar conciencia, de emplazar al Gobierno, a las instituciones y a las autoridades que tienen la obligación y se les paga para eso”, dijo Sáenz.

Se pierde acelerada fuentes de agua

Por su parte, Ruth Herrera, expresidenta de Enacal, manifestó que en el país se está perdiendo aceleradamente las fuentes de agua tanto subterráneas como superficiales.

Lea también: Escasez de agua en Nicaragua tiene solución

“Son pocos los ríos y quebradas que en el verano conservan agua, y en la mayoría de los casos corren aguas altamente contaminadas. La tala indiscriminada por años, acentuada en la última década, está destruyendo los pocos bosques que nos quedan y al destruir el bosque se destruye la posibilidad de tener agua. Dependemos en noventa por ciento de las aguas subterráneas, que a diferencia del resto de Centroamérica, se empezaron a usar muy temprano en Nicaragua tanto para consumo humano como para riego”, explicó Herrera.

En Chinandega

Irónico. Con el llamado a proteger los recursos hídricos se realizó este miércoles 22 de marzo una marcha entre charcas, fugas y desperdicio del agua.

La caminata de unos 200 estudiantes, Movimiento Guardabarranco y autoridades, se realizó en medio de charcas y fugas imparables. LAPRENSA/S. MARTÍNEZ

Los jóvenes del Movimiento Ambientalista Guardabarranco y estudiantes de centros técnicos agrícolas, portaban mensajes y mantas junto a las autoridades del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), el Instituto Nacional Forestal (Inafor), Enacal y Alcaldía, quienes saltaron en las corrientes de agua en las calles de esta ciudad.

Lea además: Riego consume alta cantidad de agua en Nicaragua

El ambientalista Edwin Espinoza lamentó que precisamente el parque El Guarumo, sitio al que se acercaron los participantes de la caminata, fue un lugar arborizado y hoy apenas destacan pequeños arbolitos de laureles de la india, jardín y bancas coloridas.

“He visitado varios países y solo nosotros destacamos como destructores del medioambiente, aquí solo poniendo mano dura (se puede detener el problema), pues el río (Acome) se ha secado y la Alcaldía no ha hecho nada; hay cortes de árboles, pasan los carretones cargados con madera y nadie dice nada, ¿qué podemos cuidar nosotros?”, se preguntó Espinoza.

En Madriz

Para doña Ester del Socorro Martínez González, obtener agua para el consumo y los quehaceres diarios en su hogar se ha convertido en un problema recurrente para toda su familia. Expone que de madrugada se levantan a recoger agua en barriles y otros recipientes, de lo contrario pasarían todo el día buscando quién les venda un poco para saciar la sed, bañarse y preparar alimentos.

Puede leer también: Calvario por falta de agua en varias zonas de Nicaragua

“Aquí en nuestra comunidad se sufre mucho con la falta de agua, porque solo viene una hora al día, y eso es a las 2:00 de la madrugada, y entonces hay que dormir con un ojo cerrado y el otro abierto, con la mitad del cerebro relajado (descansando) y con la otra mitad activa para tener un buen oído y escuchar el chorrito que comienza a caer de las tuberías”, comentó doña Ester del Socorro, de 71 años, quien habita en una de las zonas de la comunidad de Cacaulí, en el municipio de Somoto, cabecera departamental de Madriz.

En el municipio de Somoto, principalmente en el área urbana, el agua llega solo una hora a algunos sectores de la ciudad, y en otras ocasiones hasta la siguiente semana, y a pesar de los reclamos, el delegado de

Enacal, Bryan Rodríguez, sigue asegurando que no hay racionamiento de agua ni problemas con el abastecimiento.

Extracción y mal manejo

Ruth Herrera, expresidenta de Enacal y miembro de la Plataforma Nacional para el Agua y la Vida, asegura que hay diversas causas que han llevado al país a una crisis de agua.

“Entre estas, la falta de árboles y de obras que detengan las corrientes y ayuden al proceso de infiltración, más las extracciones de aguas sin control, más la evaporación por el aumento de la temperatura y sequías recurrentes, nuestras reservas subterráneas de agua han disminuido y pueden estar a corto plazo en un punto muy crítico”, dijo Herrera.

Le puede interesar:  Ante la falta de agua, Nicaragua tiene el lago Cocibolca 

Agregó que la reserva que le queda al país es el lago Cocibolca, que debe tener un manejo mejor.

“El lago Cocibolca está amenazado por la contaminación, evaporación y la falta de infiltración en la zona alta de su cuenca. El lago sigue representando nuestra estratégica fuente de agua, y debe ser objeto de una especial gestión, como lo establece la Ley General de Aguas en su artículo 97, ley que parece destinada al olvido”, sostuvo Herrera.

Agregó que además de los problemas ambientales, se suma la insuficiente inversión en nuevos sistemas de agua lo que afecta la cobertura.

“No se da el mantenimiento adecuado a las redes de distribución y se está perdiendo más de la mitad del agua que se extrae de las fuentes, además las inversiones en nuevos proyectos subsanan solo en parte la demanda, pero atienden a casi 30 mil nuevas familias que surgen cada año, y con ello reducen la cobertura en número de horas del servicio y por otro lado no se invierte en sistemas de cosecha de agua para la recarga de los campos de pozos”, dijo

(Colaboración de William Aragón y Saúl Martínez).

Puede leer: Fenómeno en Laguna de Asososca amenaza suministro de agua en Managua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: