«Chocolatito»: «Estoy decepcionado con el mundo del boxeo»

A una semana de la inesperada derrota, Román González muestra su "decepción con el mundo del boxeo". Dice que en el boxeo todo cambia y que por tanto la revancha directa no es segura.

Roman "Chocolatito" González compartió con sus seguidores en el Mercado Oriental este viernes. Foto: LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

Roman «Chocolatito» González compartió con sus seguidores en el Mercado Oriental este viernes. Foto: LA PRENSA/ MANUEL ESQUIVEL

A Román González las heridas de su pelea con Srisaket Sor Rungvisai le están sanando. Los puntos de la ceja y la cabeza se los quitarán el lunes. Este sábado cumplirá una semana de haber perdido el título y el invicto, y lo que siente adentro es una profunda decepción. Es como estar pagando el pecado de otro.

“Me siento un poco decepcionado con el mundo del boxeo, principalmente por los jóvenes que vienen detrás de mí, más los pesos pequeños que cuesta que entren en Estados Unidos”, expresó “Chocolatito” ayer, de visita en el Mercado Oriental.

El tetracampeón llegó este viernes a este centro de compras y se refirió a su futuro. A la pregunta de que si lo que viene es un revancha dice: “No se sabe, se habla de eso, pero es mentira, nada que ver”. Las negociaciones en el boxeo son tan cambiantes como la marea del mar. “Todo puede cambiar, pero si me la dan, por supuesto que la tomo”, agregó.

González comparte la idea de que Rungvisai puede ahora proteger su título, negándose a tener de manera inmediata la revancha con el nicaragüense, en la búsqueda de sacarle provecho económico, y tan convencido está que afirma que “si no me la quiere dar, ni modo, buscaré por otro lado”. Pero insiste en que sus manejadores están moviendo fichas para conseguir el segundo choque.

Otras opciones

“Puedo también buscar otro título en la AMB, la OMB y la FIB, pero eso va a depender de la gente de don Mauricio Sulaimán, de Teiken Promotions, de la gente que me está manejando. El señor (Akihiko) Honda quiere la pelea inmediatamente con el tailandés”, apuntó el cuatro veces campeón del mundo.

A eso de las 11 del día el sol golpeaba fuerte y “Chocolatito” llevaba un parche sobre su ceja derecha. “Me hicieron una cirugía especial y lo más importante es que estoy bien de salud”, dijo, y andaba bien vestido con una camisa mangas largas de fondo azul marino y con puntos blancos.

“No se sabe ahorita cuando vuelvo a pelear, viene tiempo de descanso para mí. Voy a descansar un mes, luego me voy para Japón. El señor Honda va a ir primero a la pelea de Jorge Linares (hoy en Inglaterra) y ya después voy a hablar con él para ver qué es lo que viene”, reveló “Chocolatito”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: