INSS hace cambios con asegurados sin previo aviso

El Instituto Nicaragüenses de Seguridad Social (INSS) trasladó a asegurados de ciertas espcialidades de la Policlínica Norte a otro centro médico

INSS

El Seguro Social ha aplicado una política de cambios de afiliados sin que estos sean consultados. LAPRENSA/ARCHIVO

El Instituto Nicaragüenses de Seguridad Social (INSS), sin previo aviso o consulta, sigue realizando cambios en los centros de atención médica donde concurren los asegurados.

LA PRENSA constató que en la Policlínica Norte se informó a los asegurados que especialidades como ortopedia, cirugías y neurocirugías serían atendidas ahora en Sumédico. También se supo que a los asegurados que estaban afiliados al hospital Cruz Azul se les habría informado que ya no podrán ser atendidos por la emergencia de este centro hospitalario, sino que también serán trasladados a Sumédico.

El INSS en ocasiones anteriores ya ha hecho cambios más drásticos con los asegurados, como los ocurridos en enero pasado con aquellos que estaban afiliados al hospital Sumédico y a los que sin previo aviso se les notificó que su nueva Institución Proveedora de Servicios de Salud (IPSS) sería el Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños.

LA PRENSA consultó con Ismael Reyes, director del Hospital Salud Integral y presidente de la Cámara de Empresas Médicas Previsionales, quien dijo desconocer de estas medidas, pero que normalmente estas ocurrían por dos motivos: financieros y por capacidades de los centros médicos.
“Lo que sucedes es que estos cambios pueden ser porque determinados centros asistenciales tienen más capacidad para atender ciertas especialidades. Por ejemplo, al hospital Salud Integral me mandan pacientes con afectaciones que no pueden ser atendidos en otros lugares, como cirugías cardíacas, por ejemplo”, explicó.

“El otro motivo de estos cambios es financiero, que es la intención del Seguro Social de oxigenar financieramente a sus propias clínicas. Es una medida financiera lógica. Igual te aseguro que los medicamentos que se proveen ahí son de los laboratorios que el Seguro Social ha comprado, como Rarpe y Ramos. Si el Seguro Social pudiese hacerlo todo, lo haría”, añadió.

El INSS ya ha adquirido los centros médicos Cruz Azul, La Fraternidad, Médicos Unidos, Hospital Central Managua, Bemenic en León, La Popular, 2001, La Salud en León y Masaya, Sirvisa en Masaya, Polimesa en León, entre otras clínicas pequeñas.

De acuerdo con cifras oficiales, un setenta por ciento de los asegurados se atienden en centros médicos que actualmente son propiedad del INSS.

En septiembre del año pasado, versiones periodísticas reportaron presiones del INSS para intentan comprar el mismo hospital Sumédico.

La negociación no se habría concretado debido a que el Seguro Social supuestamente ofrecía un monto “barato” por el centro asistencial.

Señalan falta transparencia en el INSS

El especialista en temas de Seguridad Social, José Dolores Gómez, opinó que el problema de estos movimientos con los asegurados es la falta de transparencia con la que operan las autoridades del Seguro Social en Nicaragua.

“Falta transparencia. No rinden informes de nada y se desconoce los motivos reales de estos traslados de asegurados y especialidades. Y lo peor es que tampoco se explica si estas empresas médicas adonde trasladan a los asegurados tienen la capacidad para atenderlos como se debe. Todo esto porque no existe transparencia del presidente ejecutivo del Seguro Social, que ni siquiera a la Asamblea Nacional informa sobre sus decisiones”, opinó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: