Esos sorteos que terminan en dolor de cabeza

Hoy quiero abordar un tipo de juegos de azar que ha cobrado gran auge en Nicaragua en los últimos dos años y que no se conoce a fondo: las Marcaciones Premium

los centavos

Gisella Canales Ewest.

Las formas de obtener dinero “fácil” son casi siempre (o siempre) enemigos de nuestras finanzas. Es por eso que hoy quiero abordar un tipo de juegos de azar que ha cobrado gran auge en Nicaragua en los últimos dos años: las Marcaciones Premium.

Concepción Vásquez vio en un canal local un sorteo de C$5,000. La mecánica era solo completar la palabra en pantalla, una palabra demasiado sencilla. Tenía alrededor de 100 córdobas de saldo y llamó para participar. La llamada nunca se enlazó y procedió a recargar otros 100 para seguir intentando mientras la presentadora decía que no entraban llamadas, lo que aumentaba el premio. A ella le pareció razonable, pues consideró que ese canal no tenía mucha audiencia.

Finalmente la llamada entró pero la contestadora solo le dijo que estaba participando. El saldo se agotó, no supo nada del premio y la presentadora repetía que no entraban llamadas. Perdió unos 200 córdobas de saldo.

“No controlé mis emociones y no me importaba gastar porque estaba segura que tenía la respuesta correcta para ganarme el premio. Dije: invierto 200 pesos pero ganaría 5,000 pesos’. Lo lamentable es que perdí 200 pesos en menos de 10 minutos”, cuenta ahora entre risas, pero reconociendo que fue una pérdida de dinero que en otro momento le haría falta.

María Campos vio en un canal de televisión nacional que estaban rifando C$1 millón. Fue tentador, sobre todo porque una amiga de ella tiempo atrás se había ganado C$100,000 en una dinámica similar. Envió un mensaje para participar y tampoco supo del premio, pero todos los días le llegaban mensajes diciendo que seguía participando. Lo que no sabía en ese momento es que cada uno de esos mensajes recibidos le costaban alrededor de 50 centavos de dólar más IVA, hasta que se quedó sin saldo y procedió a darse de baja de la promoción. Calcula que perdió unos 10 dólares de saldo en los días que lo tuvo vigente.

Tanto Concepción como María participaron en las llamadas Marcaciones Premium, un formato de promociones a través del celular que si no se conoce a profundidad puede convertirse en un dolor de cabeza para sus usuarios. A veces son rifas de recargas, otras de dinero en efectivo, electrodomésticos y hasta vehículos, que pueden sortearse vía mensajes de texto o llamadas, y a veces aunque no tengás saldo.

En Nicaragua hay casi una veintena de empresas dedicadas a ese negocio, según pude constatar personalmente. A dichas empresas se les denomina Integrador o Agregador.

De tu interés: ¿Usarás gasolina súper después de leer esto?

¿Cómo funciona? El Integrador debe aliarse con una empresa de telefonía y hacer la promoción en conjunto, o bien solo solicitarle la activación de un número corto, por ejemplo 1234. Para obtener dicho número el Integrador debe entregar toda la información referente a la promoción: dinámica para participar, costos, premios, fechas, mecanismo para darse de baja, entre otras especificaciones.

En cualquier caso el Integrador obtiene un porcentaje de lo recaudado y la operadora otro porcentaje. A cambio de esto la operadora sincroniza sus servidores con el Integrador, de modo que cuando la promoción es lanzada en televisión o radio, puedan ver en tiempo real cuánta gente se está suscribiendo y de ese modo darse cuenta en qué momento ya lograron recaudar el premio y a partir de ahí decidir cuándo realizar la rifa.

Probablemente Concepción fue de las primeras en llamar y pasó a engrosar las estadísticas, pero nunca aplicó realmente al premio si aún no habían recaudado lo requerido.

El Integrador no puede tener información de los usuarios participantes más allá del número telefónico. Es por ello que cuando nombran al ganador o ganadora generalmente mencionan números, a menos que ya se hayan comunicado previamente para notificar el premio.

No se activa solo. Contrario a lo que muchas personas alegan, este tipo de servicios no se activan solos. Pueden haber repicado el número (sin que hayan contestado) o alguien más haber enviado el mensaje (por ejemplo tu hijo), pero el servicio requiere activación.

Hay que darse de baja. Si voluntariamente o por error activaste el servicio, este no dejará de enviarte los mensajes hasta que tu número sea dado de baja. Esto podés hacerlo vía telefónica con servicio al cliente de la operadora, enviando un mensaje (con costo, claro está) al número que te proporcionen o presentándote a una sucursal de la operadora.

Es real. Este tipo de promociones como tal no califica como publicidad engañosa, pues los premios sí se entregan, pero como te expliqué anteriormente el Integrador decide cuándo (una vez haya recaudado su meta), lo que provoca que como en cualquier otro juego de azar, la oportunidad de ganar sea una entre miles. Lo que sí puede calificarse como publicidad engañosa es cuando el presentador o presentadora dicen que nadie está llamando, para alentar la participación.

¿Y si no tengo saldo? Algunas de estas promociones se activan aunque no tengás saldo, pero una vez recargués se te cobrarán los mensajes enviados y recibidos en el marco de la dinámica.

¿Cuánta gente participa? Decenas de miles de personas, literalmente. Para que te des una idea: si la rifa es de un vehículo con un precio aproximado de US$10,000 y cada mensaje cuesta 0.35 centavos dólar (IVA incluido) se requerirían al menos 28,571 mensajes solo para cubrir el precio del automóvil y a ello habría que sumar la ganancia del Integrador y de la operadora.

Más de 30,000 personas enviando mensajes o llamando para participar en alguna de estas Marcaciones Premium no es nada difícil tomando en cuenta que en el país actualmente hay más de ocho millones de celulares, según datos de la Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones (Canitel).

Para darle peso a tus pesos debés informarte bien antes de participar en alguna de estas promociones y sopesar si vale la pena el gasto. ¿Qué podrías hacer con ese dinero que has destinado para participar en ellas?: Ahorrar, asegurarte, invertir… Las respuestas pueden ser muchas, en tus manos está decidir qué harás de hoy en adelante.

Lea también: Cómo hablar sobre el dinero con los niños

Si querés cultivar el ahorro en tus hijos, pueden participar en la charla gratuita El ahorro me hace «grande».

Regístrate Aquí

(*) Editora de Activos y autora del blog de finanzas personales Dele Peso a sus Pesos.
gisella@delepesoasuspesos.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: