¿Enfermedades causadas por trabajos en maquilas o males comunes?

Muchos de las enfermedades que sufre trabajadores de la maquila tiene que ver con el entorno laboral pero médicos de las clínicas previsionales las atienden como enfermedades comunes, denuncia Sandra Ramos del Movimiento María Elena Cuadra

maquilas

LA PRENSA/ ARCHIVO

Los problemas de salud de los obreros de empresas de las maquilas, no están siendo atendidos por las clínicas previsionales como lo ameritan, denunció la dirigente del Movimiento María Elena Cuadra, Sandra Ramos.

Mencionó Ramos, que todos los problemas que se derivan del entorno laboral en ese sector, son calificados por los médicos que les atienden como enfermedades comunes.

Refirió que reiteradamente las mujeres lo han denunciado en los coloquios que promueve ese movimiento. Muchas de ellas sufren problemas en las muñecas pero lo que hacen los médicos es tratarlas como reumatismo u operarlas. Sin embargo, pese a las cirugías muchas han quedado lisiadas.

“Nos están llegando mujeres con trastornos en músculos esqueléticos, que ya no pueden levantar los hombros que tienen problemas en la columna. Hay unas que están con problemas irreversibles en la columna porque le cayó un fardo y le afectó la columna y no fue tratado de manera correcta”, explicó Ramos.

Le puede interesar: Urge poner ojo en la situación de las mujeres en maquilas

Para que los obreros de estas fábricas sean atendidos debidamente por las clínicas previsionales, pasa porque las autoridades reconozcan que requieren de médicos del trabajo.

Ramos expuso que las empresas deben crear condiciones, mecanismos y estándares que ya están aprobadas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por ejemplo, dijo, dado el trabajo repetitivo en que se desempeñan los obreros, deben proveer a los trabajadores, en su mayoría mujeres, sillas ergonómicas, pero lo que les facilitan son bancas de madera y , las mujeres de los ripios de las telas hacen cojines.

Una comisión valora los casos

El rol del seguro social es recepcionar la epicrisis del trabajador indicó Ramos, quien señaló que hay una comisión que hace las valoraciones.

Y aunque reconoció que a los casos que ha remitido ese movimiento les han dado respuesta, señaló que “no todas las respuesta son apegadas a derecho”.

La dirigente del María Elena Cuadra instó a las empresas asumir con responsabilidad de que su producción está dejando dañadas y lesionadas a las mujeres trabajadoras nicaragüenses.

Lea además: Obreras de la maquila

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: