Félix Maradiaga: “Me encantan los deportes extremos”

Félix Maradiaga es una de las personas más influyentes de Centroamérica según Forbes, y aquí accedió a tener una divertida charla con nosotros

¿Qué se tatuaría?
El nombre de mi hija, Alejandra.

¿Cuál es la película que más lo asustó?
La Profecía. La vi a los 12 años y no pude dormir por una semana.

Si un genio le otorga un deseo, ¿qué pediría?
Poderme convertir en un genio que pueda conceder deseos (ríe).

¿Cuál es el apodo por el que menos le gusta que lo llamen?
Cuando estaba en la universidad unos amigos me decían Black Label y me hacían botar la gorra.

¿Recuerda qué hizo la primera vez que se emborrachó?
Sí. Me agarró por declamar poemas y cantar rancheras.

¿Algún talento oculto?
No diría que es talento, pero compongo algunas piezas musicales para flauta travesera.

¿Qué alimento o bebida nunca falta en su refrigeradora?
El queso. Soy peor que un ratón.

¿Cuál fue su primera decepción amorosa?
Una niña en primer grado de primaria. Le dediqué mis primeros poemas y nunca lo supo. Se fue del país y la extrañé por años.

¿A qué presidenta besaría?
Si me dan permiso, besaría a la presidenta de Croacia (Kolinda Grabar-Kitarovic).

¿En qué película le gustaría haber actuado?
¡En Forrest Gump!

¿Cuál es la canción que mejor le sale en un karaoke?
Una ranchera que se llama Mujeres divinas.

¿Qué es lo más vergonzoso que le ha pasado?
Entrar a la vela de la persona equivocada.

¿Por qué motivo se burlaban de usted en el colegio?
Por los aparatos ortopédicos y los zapatos especiales que usé hasta los 8 años. Además era medio tartamudo.

¿Se identifica con alguna caricatura?
De niño imaginaba ser un personaje de Mafalda.

¿Practica algún deporte?
Me encantan los deportes extremos. Practico artes marciales, ultramaratones y buceo.

Lea también – Óscar Navarrete: “He comido carne de mono congo”