Accidentados siguen llenando hospital en Estelí

Sobre todo los fines de semana, en el hospital San Juan de Dios, están atendiendo entre ocho y diez pacientes por día con politraumatismo secundario generado por accidentes automovilísticos. Dependiendo de la gravedad de las lesiones se podría gastar entre cuatro mil y cinco mil dólares por paciente

Los accidentes de tránsito, además de luto, siguen dejando lesionados que requieren de atención en hospitales locales.LAPRENSA/R.MORA

Las lesiones por accidentes de tránsito se han convertido en una de las primeras causas de atención en la sala de emergencia del Hospital Escuela San Juan de Dios de Estelí principalmente los fines de semana.

El subdirector del hospital San Juan de Dios, doctor Ervin Brenes, informó que sobre todo los fines de semana están atendiendo entre ocho y diez pacientes por día con politraumatismo secundario generado por accidentes automovilísticos. Este comportamiento se mantiene en dicho centro asistencial desde hace algunos meses.

Le puede interesar: Critica a Tránsito por reservarse capacitación en categorías altas

En declaraciones a un medio local, el doctor Brenes informó que estos pacientes aumentan la cantidad de camas ocupadas y la estancia en el hospital. Además recordó la fuerte inversión que ejecuta la institución para atenderlos.

Dependiendo de la gravedad, un lesionado en accidente de tránsito podría costar al sistema de salud entre los 4 mil y 5 mil dólares (el costo más alto). “Porque entre otros aspectos incluye material de osteosíntesis, la estancia, los exámenes, los insumos que hay que administrarle a ese paciente”, explicó el doctor.

Lea también: Elevarán penas por causar accidentes

En Estelí las autoridades policiales dejaron de informar oficialmente sobre los accidentes de tránsito, pero estadísticas independientes indican que en lo que va del año se han registrado 16 fallecidos por dicha causa.

Los vehículos involucrados en su mayoría son las motocicletas.

Oraciones para prevenir

Los accidentes de tránsito han provocado tanta preocupación que la Iglesia evangélica de Estelí se organizó para realizar una vez más la marcha oración por las principales calles de la ciudad para rogar a Dios que ilumine las mentes de los conductores para que adquieran mayor responsabilidad y cuidado frente al volante.

El pastor José Fuentes dijo estar seguro de que las personas van a tomar conciencia sobre este problema, al que están poniendo en las manos de Dios.