Ervin perdió la pierna en el trabajo

Una máquina industrial le cambió la vida por completo al obrero de zona franca Ervin Antonio García Morales de 33 años, el pasado 8 de marzo del 2017 al demolerle la pierna izquierda.

Ervin Antonio García Morales de 33 años, tiene tres hijos que mantener de uno, 13 y 14 años, en edad escolar. LA PRENSA / CORTESÍA MEC

Una máquina industrial le cambió la vida por completo al obrero de zona franca Ervin Antonio García Morales de 33 años, el pasado 8 de marzo del 2017 al demolerle la pierna izquierda. Eran las 4:20 de la tarde, faltaba una hora para terminar la faena del día, cuando lo mandaron a limpiar las parrillas de las lavadora sin advertirle del peligro.

Su puesto de trabajo era como ayudante de lavandería en la empresa Roo Hsing, ubicada en Managua. La PRENSA buscó la versión de la empresa vía correo electrónico de la gerente y por teléfono convencional, pero no hubo respuesta a la solicitud.

Ese fatídico día, el obrero realizaba trabajos de mantenimiento, limpiando unas parrillas donde se queda la pelusa que sale de las máquinas lavadoras, pero no apagaron las máquinas y no le advirtieron del peligro en el área, afirmó el afectado. Además, el área no contaba con letreros ni otras medidas de protección.

«Una de las máquinas me agarró el pantalón, gritaba pidiendo auxilio, porque siguió con la pierna, pero nadie me escuchó. El ciclo de rotación de la máquina es de 30 segundos, pero para mí fue como una eternidad», recuerda el obrero.

La máquina le torció la pierna hasta casi desprenderla del cuerpo. Lo que quedó de la pierna eran fracturas expuestas. Sus compañeros suspendieron la energía eléctrica para poder sacar lo que quedaba del miembro.

El viernes 7 de abril le retiraron los puntos del miembro amputado, le dieron un reposo de 30 días y cita con la Junta Médica del INSS, para después de Semana Santa. Aquí es donde determinarán la incapacidad y el valor de la pensión que deben entregar al afectado.

Estos cálculos según el Código del trabajo y la Ley del INSS se hace en base al salario devengado por el trabajador. En este caso el salario básico de García es de C$ 2,520, según el último ajuste al salario mínimo, dijo el afectado.

Según Silvio Narváez, quien atiende el área de enfermedades laborales del Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, organismo que defiende los derechos de los trabajadores de la maquila, y han dado acompañamiento al caso, el INSS debe pagarle el 60 por ciento del salario y la empresa el otro 40 por ciento.

Accidentes laborales en la Industria

Durante el 2015 se registraron 98 amputaciones traumáticas por accidentes en el trabajo, según datos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Según el artículo 110 del Código del Trabajo de Nicaragua, un accidente de trabajo es el suceso eventual o acción que involuntariamente, con ocasión o a consecuencia del trabajo, resulte la muerte del trabajador o le produce una lesión orgánica o perturbación funcional de carácter permanente o transitorio.

Según el Anuario Estadístico del 2015 del INSS en ese año se reportaron 37 mil 180 accidentes laborales en los nueve sectores productivos.

Puede leer también: Discriminación gana terreno al momento de buscar empleo en Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: