Pensiones de vejez por debajo de lo real

El asegurado para que pueda tener derecho al 80 por ciento de su pensión debe haber cotizado 1,250 semanas y menos de las 1,250 puede aspirar a una pensión del 60 por ciento

Después de dos años de haber recibido la promesa de revisión de la pensión de poco más de 7,862 córdobas que le otorgó el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), el jubilado Carlos —nombre ficticio por temor a represalias— optó por resignarse a complementar con otro empleo la diferencia de lo que recibe, que prácticamente representa el 30 por ciento del último salario que él devengaba, que era poco más de 22,000 córdobas. Carlos dice que esa fue la alternativa encontrada por las autoridades del Seguro Social, quienes le dieron “permiso” para que siga laborando.

Según el historial que el INSS le entregó a Carlos, este había cotizado 1,202 semanas, pero a la hora de cancelarle lo hicieron con poco más de 1,190 semanas, lo cual le merma en la liquidación, dice Carlos Obando, presidente de Asociación de Pensionados.

Lea además: Jubilados y pensionados exigen igualar pensión a salario mínimo

Obando explicó que según lo establecido por el INSS, el asegurado para que pueda tener derecho al 80 por ciento de su pensión debe haber cotizado 1,250 semanas y menos de las 1,250 puede aspirar a una pensión del 60 por ciento. Según la Ley de Seguridad Social, para beneficio del asegurado deben tomar en cuenta el mejor salario que el jubilado devengó en los últimos tres o cuatro años de vida laboral activa, lo cual no ocurre, expresó Obando.

Juan José Acevedo, tesorero de la Asociación de Pensionados. LA PRENSA/E. ROMERO

“Las cotizaciones las están maquillando”, dice Obando, quien considera: “Si yo pagué, (deben) aplicar la ley de reciprocidad (…) porque sencillamente yo pagué un derecho y ese es el derecho adquirido, para eso es la Ley 516, de los derechos adquiridos”, sostuvo Obando.

Lea más en: Sigue quejas de pensionados sobra mala calidad de medicamentos

No obstante, el afectado señala: “Ellos te dicen andá trabajá y podés ganar tanto para que vos llegués al techo de tu pensión, cuando para eso uno cotizó para programar tus cosas y supuestamente para tener una vida con calidad; pero aquí no hay calidad si la vida cada día va más cara. Yo a los tres días no tengo ni un peso de la pensión”, sostuvo el afectado.

Promedian con el salario más bajo

El secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez, confirmó que el INSS está promediando los salarios más bajos, lo que ha venido a afectar el cálculo de las pensiones por vejez recibidas por los trabajadores.

“Hemos tenido reiteradas denuncias donde existe el común denominador de que se le está liquidando mucho más bajo de lo que han venido cotizando y en relación a la cantidad de semanas que es superior a las 750 que dice la ley. No hay una concordancia de lo que reflejan esos cálculos en las diferentes resoluciones emitidas por el Seguro Social para los diferentes casos que se han denunciado”, aseguró Leiva.

Y agregó: “El parámetro que está usando el Seguro Social es utilizar los salarios más bajos y promediar los salarios que vienen a influir en el resultado final de lo que se le debe de pagar al jubilado al final de su historia laboral, lo cual conlleva a una violación a su derecho a la seguridad social y a recibir una pensión digna y como establece la ley”.

Lea también: Jubilados se indignan con crédito otorgado por INSS

La conclusión a la que llega Leiva es de que el Seguro Social se encuentra en déficit financiero, por lo que considera que la Contraloría General de la República (CGR) debería practicar una auditoría en esa institución, “para que haga una revisión de los activos y los pasivos y haga una evaluación de cómo está liquidando el Seguro Social los casos de jubilación”.

Otro grupo afectado

Al Movimiento María Elena Cuadra también llegan otros tipos de casos, dijo Silvio Iván Narváez, quien mencionó por ejemplo, que con frecuencia las viudas denuncian que para negarles la pensión, el INSS les alega que su marido “no murió en sus brazos”, una forma para decirles que el jubilado no convivía con ella al momento de fallecer.

Datos oficiales de 2016

El Anuario Estadístico del INSS correspondiente a 2016 indica que el número de pensionados fue de 182,933 casos, un 11.5 por ciento de incremento en relación con el mismo período del año 2015.

El monto pagado alcanzó un total de 11,391.04 millones de córdobas que incluye el pago de aguinaldo que para este año ascendió hasta 901.6 millones de córdobas.

Carlos Obando, presidente de la Asociación de Pensionados. LA PRENSA/E. ROMERO

El monto promedio de las pensiones aumentó un 6.6 por ciento con relación al año anterior, alcanzando un monto de 4,917.3 córdobas para este año. La principal causa de esta variación fue el reajuste de las pensiones en concepto de revalorización con respecto al dólar, el cual fue de 5 por ciento para este año. El tipo de pensión más representativo es la de vejez que agrupa el 72 por ciento de los casos.

Condicionan pensiones

Juan José Acevedo, dirigente de la Asociación de Pensionados, menciona que él ha conocido casos como el de una mujer que fue a tramitar su jubilación en el INSS después de haber laborado 25 años aproximadamente. En vista de que la jubilada recibía también una pensión de viudez, una de las funcionarias del INSS le dijo: “¿Cuál quiere, la de su marido o la suya?”, relata Acevedo, lo que obligó a la mujer a optar por su pensión de jubilada, cuando “son dos números patronales diferentes”.

Le puede interesar: “Catástrofe” en finanzas del INSS