El norte de Nicaragua fue muy visitado esta Semana Santa

La zona norte de Nicaragua ha experimentado un repunte en la afluencia de turistas nacionales y extranjeros. En el caso de Matagalpa el repunte fue notorio.

Aprovechando las cualidades de su estratégica ubicación geográfica, bellezas naturales y un clima más fresco que en el Pacífico, Centro y Caribe del país, la zona norte ha experimentado un repunte en la afluencia de turistas nacionales y extranjeros.

En el caso de Matagalpa el repunte fue notorio durante las vacaciones de Semana Santa, coincidieron fuentes del sector turístico, aunque sin precisar datos sobre el crecimiento. En el mismo período de 2016, el Instituto Nicaragüense de Turismo calculó que más de 120,000 personas llegaron a los diferentes destinos en esa localidad.

Lionel Lanzas Pineda, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias en Matagalpa, consideró que en este territorio “se mantiene una tendencia de que hemos dejado ser un lugar que aporta turistas al Pacífico y ahora somos parte de la oferta turística nacional y cada año ha ido incrementando la llegada de turistas nacionales y extranjeros”.

Lea:  Miles de personas disfrutan del sol y la arena en San Juan del Sur

Destacó que hay quienes residen en otros países y en otras ciudades de Nicaragua que durante las vacaciones visitan a sus familiares en Matagalpa y “cansados del destino playa vienen buscando un mejor clima, una ciudad más calma y un poco más de tranquilidad”.

La afluencia de visitantes tiene impactos positivos en la economía local y a diferencia de años anteriores, según Lanzas, la mayoría de los negocios en la ciudad tuvieron sus puertas abiertas durante la Semana Santa y Matagalpa “ya no es una ciudad fantasma” en esa época.

El recreativo El Guayacán-La Majadita en San Isidro; el nuevo hotel de campo Maná del Cielo, en el municipio de San Ramón; cafeterías como Coffee Shop Barista, recién remodelada y Café Don Polo, recién inaugurada en la ciudad de Matagalpa, son algunas de las nuevas inversiones en el territorio.

Lea:  Laguna de Xiloá llena de veraneantes

Mientras que lugares establecidos como el Hotel de Montañas Selva Negra, en la ruta a Jinotega; el Ecolodge Cascada Blanca, en la vía entre Matagalpa y El Tuma-La Dalia; además de diversos centros recreativos con piscinas, balnearios tradicionales en lagunas y ríos como Carreta Quebrada, en Sébaco; la laguna de Moyoá y la presa Santa Bárbara, en Darío; el río Tuma en El Tuma-La Dalia; Los Encuentros-El Martillo, en Río Blanco, fueron de los sitios más concurridos durante la Semana Santa.

Nueva Segovia y Jinotega también

Las playas del río Coco, en Wiwilí, división natural de los departamentos de Nueva Segovia y Jinotega, “reventaron” de veraneantes en la recién concluida Semana Santa. Este es uno de los 64 balnearios a los que nacionales y extranjeros recurrieron en esta zona del norte del país.

Otro de los sitios más concurridos en Nueva Segovia fue la finca y centro recreativo Sonzapote, en la comunidad de El Limón, en el municipio de Jalapa y las piscinas de Aguas Calientes (aguas termales), en el municipio de Macuelizo.

Lea:  Parque acuático lleno este Viernes Santo

Por el puesto fronterizo de Las Manos ingresó durante toda la semana un buen número de ciudadanos centroamericanos, en su mayoría hondureños, que en gran número se quedaron en Nueva Segovia.

Las aguas termales Don Alfonso, en la comunidad de Aranjuez, municipio de San Fernando, y el cerro Mogotón fueron algunos de los sitios más concurridos.

Para los dueños de balnearios en Nueva Segovia, cada año la afluencia de turistas nacionales y extranjeros es mayor por lo agradable del clima, el calor humano y servicial de los segovianos, pero además por la seguridad y tranquilidad propia del territorio.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: