Gobierno le esconde estadísticas al pueblo

Además de resistirse a publicar las bases de la Encuesta Continua de Hogares desde el IV trimestre de 2012, ahora el Gobierno de Nicaragua tampoco publica el Anuario Estadístico correspondiente a 2016.

Banco Central de Nicaragua

Los afectados supuestamente pagaron un millón 065 mil córdobas en abonos a los procesados, por la propiedad que pertenece al BCN. El juicio seguirá en los próximo días. LAPRENSA/ARCHIVO

Además de resistirse a publicar las bases de la Encuesta Continua de Hogares desde el IV trimestre de 2012, ahora el Gobierno de Nicaragua tampoco publica el Anuario Estadístico correspondiente a 2016.

Este hecho acrecienta las críticas de la opacidad de la información pública que en los últimos años se ha vertido contra el Ejecutivo.

El economista Adolfo Acevedo explica que en primera instancia el Banco Central de Nicaragua (BCN), en su calendario anticipado de publicación, indicó que el Anuario se publicaría el 6 de abril, luego el 7, el 8 y aún no se ha publicado.

Al cierre de esta edición el BCN había publicado que ese documento pasaría a exponerse al público el 25 de abril de este año, pese a que desde hace dos semanas había publicado el Informe Anual 2016.

“De esta manera los ciudadanos tenemos cada vez más restringido el acceso a la información pública”, manifestó el economista vía electrónica.

Para Acevedo, el informe más valioso que publica el BCN es el hoy ausente Anuario Estadístico, el cual refleja de manera detallada las series estadísticas sobre la economía, globales y sectoriales, a lo largo de los años.

“Esto permite analizar las revisiones y ajustes que dicha entidad ha hecho a las cifras, entre otras cosas comparándolas con las de los Anuarios anteriores. Permite también analizar la consistencia de las cifras y evaluar las tendencias de la economía en el tiempo”, explica Acevedo.

Lea también: Nicaragua carece de censo poblacional al día

¿Qué esconde el Inide?

Con casi cinco años de ausencia, la Encuesta Continua de Hogares (ECH) —de carácter trimestral y que publicaba el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide)— es para el economista otra de las herramientas especializadas en la medición del empleo y su evolución.

“Esa encuesta permite dar seguimiento a la evolución del empleo total, incluyendo el empleo pleno, parcial y el subempleo y el desempleo abierto (y ampliado). Permite dar seguimiento al empleo por categoría ocupacional: empleados u obreros, jornaleros, trabajadores por cuenta propia, trabajadores sin pago y empleadores y posibilita el acceso a datos de empleo formal e informal, de acuerdo con el criterio de productividad, el nivel educativo de los ocupados y sus ingresos”, explica Acevedo.

Todo lo anterior puede desagregarse por sectores de actividad económica, y por los diferentes departamentos del país.

Le puede interesar: Sesgo partidario afectaría censo poblacional

Condición de por medio

El economista recuerda que por condicionalidad del Banco Interamericano de Desarrollo se emitió un decreto presidencial que regula la publicación de las bases de datos de las encuestas, las cuales deben hacerse públicas un año después de iniciada la recopilación de la información.

“Sin embargo, la última vez que el Inide publicó las bases de datos de la ECH correspondió al IV trimestre de 2012, y luego cesó de publicarlas por completo, violando flagrantemente lo establecido por el decreto. La razón más probable es que como ocurre en innumerables otros casos, la información se deja de publicar cuando el cuadro que describe no resulta halagador para los funcionarios”, argumenta el economista.

A estas alturas Acevedo sostiene que debía haberse publicado la base de datos de la ECH correspondiente al I trimestre de 2016.

“La encuesta se efectuó, como lo muestra el informe correspondiente al Inide en el Informe de Liquidación del Presupuesto General de la República de 2016, donde encontramos lo siguiente: Encuesta Continua de Hogares (ECH): se visitaron 26,880 viviendas, cumpliendo la meta planificada en cien por ciento y se entrevistaron 23,233 hogares a nivel nacional. Por octavo año consecutivo el Inide logró la implementación de la Encuesta Continua de Hogares (ECH) y se elaboraron cuatro reportes estadísticos trimestrales sobre los indicadores del mercado laboral”, cita el economista.

Razón por la que se pregunta: “¿Con qué derecho los funcionarios se arrogan la facultad de negarnos a los ciudadanos el acceso a una información que por naturaleza es pública, y ha sido recolectada y procesada con recursos públicos?”.

Datos de pobreza en “dudas”

Este jueves LA PRENSA publicó un artículo sobre un estudio realizado para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en el que se sugirió al Gobierno de Nicaragua mejorar la metodología de medición de la pobreza, debido a que la actual “siembra dudas” sobre la situación real de la pobreza en Nicaragua, ya que las mediciones actuales no toman en cuenta el bienestar de los nicaragüenses.

El estudio titulado “Nicaragua: evolución de la pobreza multidimensional 2001-2009” y fue elaborado por José Espinoza y Julio López Laborda. Este fue publicado en la revista oficial de Cepal 121.

En él se explica que tras aplicar varias metodologías internacionales de medición de pobreza, se llegó a la conclusión de que hay disparidades entre lo que dicen las cifras oficiales de Nicaragua y los resultados que se obtienen de estas metodologías aplicadas.

Hace un año

El representante del Fondo Monetario Internacional (FMI), Juan Fernando Zalduendo, dijo a inicios de abril del año pasado que aunque el organismo cerrara su oficina de representación en Managua mantendrían el apoyo en el fortalecimiento de las estadísticas que maneja el Banco Central de Nicaragua (BCN). Zalduendo explicó en aquella ocasión que aunque ya no estén en el país, “continuará siendo un tema de discusión” con las autoridades nicaragüenses durante las visitas técnicas que se realicen periódicamente. “Como dijimos en nuestro artículo IV que se publicó recientemente, hay muchas áreas de progresos (en materia estadística), pero también hay mucho trabajo por hacer, pero eso es natural en todos los países”, enfatizó el representante del organismo, quien curiosamente al responder las consultas de LA PRENSA durante su intervención junto con el presidente del BCN, Ovidio Reyes, su micrófono se apagó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: