Defensores de derechos humanos denuncian en la Policía «campaña de odio»

Una denuncia escrita por lo que califican "campaña de odio" fue entregada por los secretarios de la ANPDH y CPDH, Álvaro Leiva y Marcos Carmona en la recepción de Plaza El Sol .

ayuda

Los secretarios de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) y la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Álvaro Leiva Sánchez y Marcos Carmona. LA PRENSA/ E. ROMERO

Los secretarios de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) y la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Álvaro Leiva Sánchez y Marcos Carmona, respectivamente denunciaron ante la jefa de facto de la Policía, primera comisionada Aminta Granera, la «campaña de odio» de la que son víctimas a través de algunos medios de comunicación y redes sociales por lo cual demandan una investigación.

La denuncia indica que la campaña abarca al director de proyectos de la CPDH, Denis Darce y algunos representantes de organizaciones políticas existentes en el país.

Aunque la carta fue dirigida a Granera esta no recibió a los denunciantes que debieron conformarse con dejar el escrito en las oficinas de recepción del edificio policial Plaza El Sol.

«Queremos dejarle en claro que responsabilizamos al señor Edén Pastora Gómez, al gobierno y Estado de Nicaragua de nuestra seguridad personal, nuestra integridad personal, nuestra integridad física y moral, así como la de nuestras familias», dicen.

«Marcados»

Carmona y Leiva Sánchez en la denuncia escrita, se refieren a declaraciones vertidas por Pastora a inicios de abril en un noticiero radial donde afirmó que promovería un movimiento para marcar las casas de las personas que habían viajado a Washington y que según él tenían responsabilidades en la iniciativa Nica Act.

Pastora,  funcionario del Gobierno, en LA PRENSA, del 17 de abril alegó que él no amenazó a nadie en particular, cuando se refirió que pintaría las casas de las personas que según él, promovieron el Nica Act en Estados Unidos.

“Yo no he amenazado a nadie en particular, tampoco a organizaciones; sí critiqué a quienes van a Washington a gestionar que le bloqueen a este pueblo los préstamos para su desarrollo. Esos son traidores a su pueblo”, dijo Pastora en ese momento.

En la misiva denuncia le señalan a Granera que los hechos calificados de grave se empezaron a desarrollar a partir de septiembre del año pasado al relacionarlos con el proyecto llamado Nica Act, de la cual ellos no son responsables.

«El gobierno del Estado de Nicaragua, sus operadores políticos y sus personeros oficiosos, nos han querido culpabilizar por la iniciativa de Ley Nica Act , pero nosotros no somos responsables de que en Nicaragua el poder político esté concentrado en una familia ( como antes lo concentró la familia de la dictadura de Somoza); no somos responsables de que exista un Consejo Supremo Electoral (CSE) totalmente dominado por el partido de gobierno, no somos responsables del control partidario de la Policía Nacional «, dicen en su carta.

Y mencionan que desde entonces a través de las redes sociales han atizado una campaña a través de la cual «exacerba los ánimos» de algunos sectores de la sociedad que desvirtúa su trabajo como defensores de derechos humanos además de ponerles en inminente peligro a ellos y a sus familias.

En la misma le aclaran que la fotografía que han utilizado para promover la campaña de odio en su contra es del 2 de noviembre de 2015 , durante una visita que ellos y representantes de organizaciones de la sociedad civil hicieron a Washington, donde al igual que en otros países de Europa han denunciado las violaciones a los derechos humanos en el país, pues «las violaciones a los derechos humanos serían nuestra responsabilidad si conociéndolas guardáramos silencio».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: