Sindicalista sandinista responsabiliza a FMI por la quiebra del INSS

El dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores, Roberto González, reaccionó en contra de una revisión del FMI sobre la situación del Inss y en contra de la iniciativa conocida Nica Act .

Inss

Roberto González junto a miembros del Comité ejecutivo de la CST. LA PRENSA/E. ROMERO

El dirigente de la Central Sandinista de Trabajadores, Roberto González, reaccionó este viernes en contra de una revisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la situación del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (Inss)  y en contra de la iniciativa conocida Nica Act introducida en las dos cámaras legislativas de Estados Unidos. Sobre la presencia del FMI y el seguro social aseguró el sindicalista que no le deben permitir que venga a imponer nuevas recetas y sobre la iniciativa Nica Act, anunció que buscará el apoyo de sindicalista de Las Américas, pese a que sostiene que el problema de los nicaragüenses debe resolverse a lo interno en el país.

Según González «el FMI no puede venir a ser árbitro», porque «no tiene autoridad moral porque ellos fueron los que provocaron el desastre de la seguridad social en los años 90».

El sindicalista sandinista llamó al presidente designado por el Consejo Supremo Electoral, Daniel Ortega, así como a los empresarios del país a «que no podemos aceptar que venga aquí un árbitro inmoral a querer cuestionar y a querer recetarnos nuevamente medidas y decisiones sobre la seguridad social (…) este es un problema que lo tenemos que resolver los nicaragüenses y tenemos que ponernos de acuerdo los nicaragüenses».

Sobre el tema insistió González,  que «el que torpedeó para que no hubieran consenso y acuerdos sobre el tema de la seguridad social con sus millones de dólares fue el Fondo Monetario Internacional para imponer un modelo de privatización de la seguridad social, bajo el modelo que se decía en aquel momento que se decía en aquel momento (…) las administradora de fondos de pensiones».

Y aunque reconoce que se requiere de una comisión nacional que revisen la situación del INSS «y encuentre las mejores alternativas», considera que debe ser formada entre empresarios, trabajadores y gobierno

También refirió que los empresarios han expresado que no están dispuestos a aportar más al INSS, pero sostuvo que «ya no hay de donde sacarle más sangre a los trabajadores», pues la clase trabajadora ha aportando «inclusive porcentualmente más que los empresarios».

No obstante, llamó al gobierno y a los empresarios a no aceptar nuevas medidas y recetas del FMI a quienes les dijo que «no aceptamos ninguna intervención del Fondo Monetario para venirnos a recetar nuevamente decisiones sobre la seguridad social en Nicaragua».

Sobre Nica Act

En cuanto a la iniciativa de Nica Act llamó al gobierno a que realicen un esfuerzo, una campaña de unidad nacional «con visión de país» para enfrentar lo que consideró una «amenaza» que de aprobarse «esta acción política de congresistas de los Estados Unidos» afectará a toda la población.

El sindicalista sandinista es del criterio que los problemas deben discutirse a lo interno entre nicaragüenses. No obstante, dijo que en la próxima semana  buscará una reunión con los directivos de la Confederación Sindical de Trabajadores de Las Américas que aglutina en sus filas a más de 60 millones de trabajadores afiliados. En el encuentro solicitarán el respaldo a esta organización.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: