Una semana sin tener agua potable en Chinandega

Las 225 familias de la comarca La Tejana, no tienen agua desde el pasado domingo. Ahora la consumen de los pozos que algunos pobladores tienen en sus hogares y muchos temen que el agua no sea apta para consumo

Parte de los pozos en la comarca La Tejana, Chinandega, están tapados. Los vecinos tienen que rebuscar el agua para consumo para hacer los quehaceres del hogar. LA PRENSA/S. MARTÍNEZ

Las 225 familias de la comarca La Tejana, en Chinandega, no tienen agua desde el pasado domingo. Ahora la consumen de los pozos que algunos pobladores tienen en sus hogares y muchos temen que el agua no sea apta para consumo.

La Tejana es una comunidad al oeste de la ciudad de Chinandega y sur de El Viejo, rodeada de cañaverales.

Lea además: Migran de La Trinidad por falta de agua

Adoptó el nombre por la hacienda fundada a mediados del siglo anterior por un ciudadano norteamericano, productor de algodón, originario de Texas.

Marina Balladares, junto a su familia integrada por su esposo y a sus dos niñas, sufren por la falta del agua y aunque buscan dónde obtenerla, temen que esté contaminada. “Para asegurarnos la calentamos o le echamos cloro para evitar una enfermedad, porque es más confiable el agua potable. No nos han dicho qué le paso a la bomba ni cuándo estará reparada”, dice la señora.

Filiberto López destapó el pozo en su pequeña finca el lunes pasado, el brocal es de llantas de camión y de ahí la extraen para consumir y cumplir con los quehaceres domésticos. “Sí, de ahí la estamos jalando, como no hay agua ahorita”, refirió el señor.

Las familias deben buscar cómo resolver la falta de agua en sus hogares. LA PRENSA/S. MARTÍNEZ

¿Qué pasó con la bomba?

Santos Cálix, ama de casa, se muestra preocupada por la situación y sin el pozo ahora les corresponde buscar agua cada amanecer para el aseo de los niños.

En el patio de la casa se divisa el pozo con el que se abastecían de agua, pero ahora está tapado con ramas y viejos artículos.

También: Agua llega día de por medio y por poco tiempo en comunidades de Granada y Diriomo

En diciembre del 2015 Enacal y la comunidad habilitaron un pozo que abastecía a los hogares, fue cuando la familia de doña Santos decidió sellar el pozo artesanal de su casa, que ahora tanta falta hace.

Nadie en esa comunidad de Chinandega sabe qué pasó con la bomba del pozo y desde el domingo pasado no reciben agua en sus hogares.

David Muñoz es el encargado operador de la bomba y explicó que esta se detuvo “de repente” el domingo.

Comentó que avisaron a la oficina de Enacal, pero estos no han llegado para conocer el tipo de desperfecto que presenta el equipo.

La mayoría los había cerrado

La bomba generalmente es encendida a las 3:00 de la madrugada y se apaga tres horas después, luego a las 11:00 de la mañana hasta las 2:00 de la tarde, cuando queda abastecida la comunidad.

El metro de agua tiene un costo de 10 córdobas y hay problemas de pago al final de cada mes, a pesar de las sugerencias de los encargados de administrar el valioso recurso.

“La mayoría de la gente selló los pozos artesanales y ahora tienen este problema de la falta de agua”, señaló David Muñoz, encargado operador de la bomba.

Pequeños productores deben ingeniárselas para buscar el agua que necesitan sus animales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: