Defensora de El Tuma-La Dalia asegura que Policía la persigue

Thelma Francisca Suárez Olivas sostiene que ella y sus familiares han sido amenazados de muerte, en lo que calificó como “una persecución” por dedicarse a defender los derechos de las mujeres

Thelma Francisca Suárez Olivas. LA PRENSA/ Luis E. Martínez

Además de los atropellos sufridos mientras estuvo encarcelada, Thelma Francisca Suárez Olivas sostiene que ella y sus familiares han sido amenazados de muerte, en lo que calificó como “una persecución” por dedicarse a defender los derechos de las mujeres en el municipio El Tuma-La Dalia, Matagalpa.

Además: Alerta por detención de defensora de mujeres en el norte de Nicaragua

“He recibido amenazas de muerte de la misma Policía de El Tuma: que yo, mi marido y mis hijos nos vamos a morir, a mis hijos los están persiguiendo enormemente por el simple hecho que defendí a muchas mujeres y que muchos policías fueron acusados de pensiones de alimentos y de violencia intrafamiliar”, sostuvo Suárez Olivas.

Suárez Olivas, de 40 años, así como su pareja Jairo Antonio Gurdián Mendoza, de 27, además del cuñado de ella, José Raúl Martínez Paiz, de 38 años, y el hijo de este, José Ángel Martínez Suárez, de 19 años, están siendo procesados por obstrucción de funciones en perjuicio del capitán de la Policía, Rolando Ortega.

Enfrentarán juicio el 18 de mayo en el Juzgado Local Único de El Tuma-La Dalia.

Suárez Olivas y sus parientes fueron detenidos el 14 de abril, Viernes Santo, en El Tuma. Al acusarlos la Fiscalía dice que Suárez y sus familiares agredieron a Ortega y otros policías que andaban con él; pero la mujer dice que fueron los uniformados los agresores y que estos provocaron a Gurdián una herida que ameritó siete puntadas en la cabeza; mientras que a ella la golpearon a patadas y con la culata de un fusil.

Lea también: Intensifican campaña de hostigamiento contra defensoras de derechos humanos

Santiago López Valle, pastor de la iglesia evangélica Casa del Alfarero, en El Tuma, criticó las agresiones contra Suárez, indicando que los policías “cometieron un error muy grande, se está dando mucho esto de agresiones contra la ciudadanía y eso no puede seguir, hay que respetar los derechos de cada persona”.

El jueves 27 de abril, el jefe policial de El Tuma-La Dalia, capitán Francisco Mejía, se negó a atender a LA PRENSA.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: