Los dos terrorismos

Los dos terrorismos

En abismal contraste, el terrorista silencioso crea el grupo de sus víctimas. O al menos acrecenta el número de ellas. Y otra diferencia: a menudo pretende no darse cuenta de las nefastas consecuencias de sus delictivas acciones, para él, muestras de “habilidad”, de “viveza”.

03/05/2017

Todos conocemos lo que es el terrorismo en su forma clásica. La sola mención de la palabra trae a nuestra imaginación, de inmediato, edificios derrumbándose, voraces lenguas de fuego, gigantescas columnas de humo, y atronadoras explosiones; con horrorizados ojos contemplamos montones de cadáveres, algunos chamuscados, otros chorreando sangre; y se nos aparecen desbocados camiones embistiendo aterradas muchedumbres. Después, nos asaltan premoniciones de  espeluznantes fotografías, y escuchamos enronquecidas voces dando cuenta del número de muertos y heridos. Hombres, mujeres, ancianos, niños…

Pero existe otra variedad de terrorismo que no desata  públicas tempestades de tristeza, ira o pánico; porque pocos lo perciben como tal, pocos perciben la secuela de sufrimientos y muertes que engendra. Secuela que vive calladamente, sin que la pongan al desnudo atroces asesinatos o humeantes escombros. Pese a ello, hay cruciales aspectos que este terrorismo comparte con el clásico; para empezar, ambos son ciegos; esto es, desconocen quienes serán –o fueron— sus infortunadas víctimas, insignificantes fichas anónimas en un macabro juego. Les basta con suponer que ellas pertenecen a cierto grupo humano. Grupo difusamente definido, para el terrorista clásico, por prejuicios étnicos, políticos o religiosos que en algún momento abrazó, sin haber jugado papel alguno en su surgimiento o expansión.

En abismal contraste, el terrorista silencioso crea el grupo de sus víctimas. O al menos acrecenta el número de ellas. Y otra diferencia: a menudo pretende no darse cuenta de las nefastas consecuencias de sus delictivas acciones, para él, muestras de “habilidad”, de “viveza”. Actitud en la que, lamentablemente, no está solo. Roba pero hace, todos hemos escuchado alguna vez tan clarificadora necedad, que derrocha cómplice comprensión y hasta admiración hacia el criminal:

Todos conocemos más de un funcionario público que, al cabo de algún tiempo de serlo, hace, sin pudor o disimulo, pública ostentación del dramático cambio de su modo de vida. Acaso porque difícil es ocultar, en una sociedad como la nuestra, el tránsito de un nivel económico más bien modesto en la inmensa mayoría de los casos —si no todos, por más  que ellos sostengan lo contrario—, a lo que, en un país misérrimo, no dista mucho de la opulencia, cuando no llega a ella. Salto imposible de justificar sobre la base de  los salarios presuntamente devengados, que, con suerte, ascienden a unos cuantos miles de dólares mensuales.

La búsqueda de alguna explicación amable conduce a un callejón sin salida. Pues difícil sería tomar en serio, por ejemplo, el que un número importante de estos funcionarios tuvieron la fortuna de ganar alguna lotería californiana; fueron cariñosamente recordados en su testamento por algún pariente millonario; o nacieron con el talento técnico-financiero de un Bill Gates o un Steve Jobs. Algo parecido puede también aseverarse acerca de ciertos siniestros personajes con quienes, a lo largo del camino, se asocian para urdir mutuamente provechosas fechorías.

Y es ciertamente desafortunado que ese terrorismo silencioso, la corrupción su nombre más conocido, no provoque en nuestra sociedad las oleadas de repudio y exigencias de justicia que debería; y que las más de sus víctimas no se percaten de que en él se encuentra el génesis de su pobreza, y de la mayoría de las cruentas miserias y limitaciones que esta les impone; de que no perciban sus claras y criminales implicaciones…

Pues la corrupción, ese terrorismo silencioso, condena a muchos niños a padecer enfermedades evitables, porque no hay vacunas; a numerosos ciudadanos a sufrir y hasta sucumbir, por no tener acceso a los medicamentos que necesitan; a mujeres de todas las edades a prostituirse; a cientos de miles de pobladores al desempleo crónico —abierto o disimulado—, al tiempo que se les obliga a sufragar billonarias piñatas, estrafalarios caprichos, y malversada cooperación externa; a la juventud a soportar una “educación” destinada a domesticarlos; a campesinos y etnias a jugarse la vida defendiendo sus tierras; y a los nicaragüenses todos a habitar un territorio cada vez más deforestado y seco… Aquí paro.

Todo porque los despiadados terroristas parecen poseer un apetito insaciable, que nada calma; y hasta, vendepatrias de corazón, no vacilan, si el precio aparenta ser bueno, en compartir, con extranjeros, monstruosos bocados arrancados al suelo patrio. ¡Cuánto deben sufrir cuando, a regañadientes, invierten en aletargadores circo y limosnas…!

El autor es presidente del Partido Acción Ciudadana, autor de “La maldición del Güegüense”

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.


Recientes
18/03/2019 03:56 PM

Motocicleta Honda cero millas se fue hasta Siuna

Empresariales
Motocicleta Honda cero millas se fue hasta Siuna

El sorteo busca premiar el desempeño anual de  los colaboradores de FFDL en las ventas de microseguros..

18/03/2019 03:49 PM

Ariagner Smith marca su primer gol en Uzbekistán

Deportes
Ariagner Smith marca su primer gol en Uzbekistán

La jornada de los nicaragüenses en el futbol extranjero fue discreta este fin de semana..

18/03/2019 03:37 PM

OEA pone como condición para participar en las negociaciones la liberación de todos los presos políticos

Política
OEA pone como condición para participar en las negociaciones la liberación de todos los presos políticos

LA OEA explicó en una carta que "resulta prioritaria la liberación de los presos políticos" para participar en las negociaciones, que este momento se encuentran estancadas..

18/03/2019 03:16 PM

El boliviano que dejó su trabajo como exitoso hombre de negocios para alimentar a perros callejeros

Internacionales
El boliviano que dejó su trabajo como exitoso hombre de negocios para alimentar a perros callejeros

Un perrito callejero llamado Choco lo hizo renunciar a su exitosa carrera como ejecutivo de mercadotecnia en el mundo de la moda para dedicar su tiempo a los perros callejeros de La Paz..

18/03/2019 03:05 PM

Cargill beneficiará a más de seis mil niños y niñas con paquetes escolares

Empresariales
Cargill beneficiará a más de seis mil niños y niñas con paquetes escolares

También entregará materiales educativos para docentes y equipos de limpieza para 26 escuelas cercanas en donde Cargill tiene presencia..

18/03/2019 03:03 PM

UNAB pide a la OEA la aplicación inmediata de la Carta Democrática al régimen de Daniel Ortega

Política
UNAB pide a la OEA la aplicación inmediata de la Carta Democrática al régimen de Daniel Ortega

"Los gobiernos del mundo deben desconocer esta dictadura. Pedimos a la ONU actúe en consecuencia para evitar más masacres", señaló la UNAB en un comunicado..

Noticias por Correo

Suscribase gratis para informarse del diario acontecer nacional e internacional.

{{ formErrors.get('formInputs.email') }}

{{ value }}


x