Vargas Llosa defiende la lectura tradicional

Por segundo año consecutivo, el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, acudió a la 43ª Feria del Libro de Buenos Aires, en la que, junto al Premio Miguel de Cervantes, Jorge Edwards, defendió la lectura tradicional frente a las nuevas tecnologías. En un diálogo frente a unas quinientas personas, el escritor peruano y el […]

Mario Vargas Llosa.

Mario Vargas Llosa.

Por segundo año consecutivo, el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, acudió a la 43ª Feria del Libro de Buenos Aires, en la que, junto al Premio Miguel de Cervantes, Jorge Edwards, defendió la lectura tradicional frente a las nuevas tecnologías.
En un diálogo frente a unas quinientas personas, el escritor peruano y el chileno definieron La influencia de la literatura en los valores humanos, tal y como se titulaba su coloquio en el porteño predio de La Rural, donde se ubica el evento que durará hasta el 15 de mayo.
“Todos quienes hemos sido deslumbrados por ciertos libros que han marcado profundamente nuestras vidas podemos decir que esas experiencias son insustituibles”, subrayó el escritor peruano, quien además afirmó: “En la memoria, esas experiencias han seguido acompañándome y han enriquecido extraordinariamente mi experiencia”.
“Es importante que en las nuevas generaciones la lectura siga viva, o el mundo sería un lugar muy pobre”, señaló.
Vargas Llosa aseguró que es preferible “crear lectores que espectadores”. “La buena literatura desarrolla en nosotros el espíritu crítico. Nada nos enseña tanto como la literatura que el mundo está mal hecho y que, por lo tanto, debe cambiar para acercarse a esa perfección que encontramos en los poemas, en las novelas, en los grandes dramas”, aseveró el ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010.
El autor de La tía Julia y el escribidor (1977) describió la lectura como “fundamental” y se refirió a “los libros en papel” como un formato que “exige una participación intelectual mayor del lector, que hace un esfuerzo a veces enorme para acceder a la riqueza de esas imágenes”.

Lea: Mario Vargas Llosa habla sobre La Ciudad y los perros y sus “demonios de escritor”