Alexander Espinoza: «Ya no hay boxeadores para mí en el país»

Recientemente conquistó el cinturón gallo Fedelatin de la Asociación Mundial de Boxeo

Alexander Espinoza noqueó técnicamente en seis rounds a Bryan Pérez la noche del sábado en el municipio de El Crucero, Managua. LA PRENSA/ CARLOS VALLE

Alexander Espinoza es considerado el mejor peso gallo del país, pero está en un punto de pasar a otro nivel. LA PRENSA/ CARLOS VALLE/ ARCHIVO

Alexander Espinoza no llora ni brinca sobre el ring cuando gana. Le basta con sonreír cuando su mano es levantada y no la de sus rivales. En 14 combates se ha repetido la misma escena y se ha acomodado plácidamente en el sillón de verdugo de la división de las 118 libras del país.

La noche del sábado pasado, “Supernova” se abrazó con el título Fedelatin de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), después de superar en una pelea cerrada a Bryan Pérez, y al hablar de su porvenir, de su boca sale de forma apurada que necesita ya no ver dentro sino fuera del país. Y sentencia: “Ya no hay boxeadores para mí en el país”.

Este cinturón es tu mayor logro, ¿qué esperás ahora?

Como campeón Fedelatin espero pelear con boxeadores del extranjero o una pelea de título del mundo, pero gestionar un combate de este tipo ya es asunto de mis manejadores. Tendría yo que ir afuera o que ellos vengan.

¿Creés que estás en tu momento para peleas de mayor nivel?

Claro, me respalda mi experiencia tanto amateur como profesional. Peleé en boxeo aficionado en Centroamérica y América Latina y supe que tenía futuro, lo hacía con la intención de desengañarme, pero me ha ido bien y estoy preparado para más.

Tu boxeo es técnico, elegante, pero ¿qué te gustaría cambiar?

Además de agregarle pegada, quiero quitarme ese miedo, no sé si es miedo, de salir a buscar el nocaut y cuando no lo logro sentirme torpe. La gente me dice: ‘Ese no es nadie para vos, lo podés noquear’, y eso me presiona a veces.

Es natural que te sintás presionado…

Sí, pero a veces más de la cuenta. Por ejemplo, me he dado cuenta que cada vez que busco el nocaut no peleo tranquilo, me siento incómodo, y hago las cosas a como no debo. Pero he tratado de cambiar esa mentalidad y salgo a boxear, a conectar mis mejores golpes y sé que el nocaut sale solo.

Viendo tu progreso, ¿hay alguien del país al que te gustaría enfrentar?

Ya no quiero enfrentarme a nadie de casa, sinceramente. Quiero medirme con peleadores que me exijan más, que me ayuden a crecer. Podría pelear con Aarón Juárez, campeón Fedecentro de la AMB, pero mi título Fedelatin es más que el de él. Aarón gana más peleando conmigo que yo con él.

Por ir triunfando así, ¿también has crecido económicamente?

En las peleas no gano la gran cantidad de dinero, pero a la par de esto cuento con la ayuda de don Mario García, quien es socio en mi carrera, junto a mi mánager Rosendo Álvarez, quien es la persona que me dirige. Además, doy clases de boxeo a domicilio y con eso cubro algunos gastos.

SIN MIEDO

“Supernova” ha demostrado que tiene calidad. Y en busca del respeto, tan necesario en un deporte como el boxeo, el muchacho de 24 años y padre de dos niños, no ha bajado la cabeza para que su nombre crezca. Fue así como aceptó pelear con Carlos “Rapidito” Rueda y Henry Maldonado, y frente a ambos salió victorioso.

A dos años y un mes de su aterrizaje en el boxeo de paga, Espinoza ha posicionado su nombre y los rumores sobre si peleará con este o con aquel, lo persiguen. En su momento se escuchó que fuerza que iría en busca del chontaleño Dixon Flores, quien pertenece a la promotora Pinolero Boxing, pero la mala relación entre los promotores de ambos impidió que se diera el combate.

Lea también: Alexander Espinoza conquista título Fedelatin de la AMB

También “Supernova” se postuló como candidato al título nacional gallo, en manos de Yesner “Cuajadita” Talavera, boxeador que trabaja con la empresa Búfalo Boxing, la misma que maneja su carrera. Pero aquí el pleito no se ha dado bajo la lógica de proteger la carrera de los dos, sino porque Talavera dijo que estaba lesionado y se justificó con pruebas médicas ante la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop).

¿Qué pensás de tus victorias sobre Rueda y Maldonado?

Ellos son boxeadores con gran experiencia. Nadie quería pelear con Maldonado, pero asumí el reto y terminé noqueándolo. No fue un resultado que me sorprendió, porque cuando uno trabaja duro lo que puede esperar es el éxito.

¿Qué tanto te ayudó haberlos derrotado?

Estas peleas me ayudaron a creer en mí mismo. He crecido con el tiempo y considero que es el momento de expandirme al extranjero. En su momento sentí que tenía deudas con Dixon Flores y Yesner Talavera, pero saldarlas o no ya es un asunto de promotores, y hasta hoy no se han dado. De cualquier modo sigo enfocado en seguir mejorando.

BIEN VISTO

Rosendo Álvarez, otrora dos veces campeón del mundo de las 105 y de las 108 libras de la AMB, después de su etapa de boxeador ha sido mánager, promotor y entrenador. Ese es su mundo. Se mueve en él con gran acierto y la experiencia, más su ojo clínico, le indican que Espinoza puede llegar bastante largo.

“Es un peleador con mucho talento, sabe moverse en el ring, boxear y sobre todo ha demostrado que tiene la valentía para sobrevivir en un deporte como este, tan difícil, porque no hay otra manera de ser exitoso”, dice.

“Tiene las facultades para llegar largo, ahora es dueño del título Fedelatin de la AMB, y eso sin duda le abrirá muchas puertas para seguir sobresaliendo. Él debe aprovechar las oportunidades que nosotros le podamos conseguir. Debe mejorar su resistencia y seguir siendo inteligente en el cuadrilátero para cosechar más éxitos”, apunta.

Alexander, ¿qué esperás de la segunda parte del año?

Solo cosas buenas, la recompensa al esfuerzo que he hecho.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: