Crudo de nuevo va cuesta abajo

El precio del petróleo se desplomó seis por ciento en la última semana ante las dudas sobre la extensión del acuerdo entre la Organización de Países Productores de Petróleo y otros grandes productores para limitar su obtención,según analistas.

petróleo, crudo, precio del petróleo, precio del crudo

LA PRENSA/ARCHIVO

El precio del petróleo se desplomó seis por ciento en la última semana ante las dudas sobre la extensión del acuerdo entre la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y otros grandes productores para limitar su obtención, así como por una caída de la demanda desde China, según los analistas.

El barril intermedio de Texas (WTI), si bien subió este viernes 1.53 por ciento y cerró en 46.22 dólares, el jueves se desplomó hasta 45.52 dólares el barril, su cota más baja en cinco meses, afectado asimismo por el incremento de pozos petrolíferos activos en Estados Unidos, que han recuperado rentabilidad ante la subida de los precios durante el primer tramo de 2017.

Lea: Upanic: “Se están burlando del consumidor”

Michael Hewson, analista jefe de mercados de la firma CMC Markets, indicó que va a resultar “muy difícil” que la OPEP renueve el pacto para recortar su bombeo con otros productores más allá de junio, una medida que el mercado considera clave para mantener los precios.

Si ese acuerdo no se produce en la reunión prevista en Viena el próximo 25 de mayo, “el barril podría bajar potencialmente hasta los cuarenta dólares”, anticipa Hewson.

Lea también: Nicaragua ajena a baja energética

Una de las dificultades para renovar el pacto es que Rusia no ha cumplido hasta abril con los recortes que se había comprometido a ejecutar antes del final de 2016, mientras que la mayoría de miembros de la OPEP tampoco se han ajustado con exactitud a los compromisos adquiridos.

Muchos de los países productores afrontan un gran déficit fiscal debido al desplome que ha registrado en los últimos años el precio del petróleo, que superaba con amplitud los 100 dólares por barril en verano de 2014.

Los principales exportadores de Oriente Medio y otras zonas temen, sin embargo, que el repunte del precio impulse las extracciones de petróleo no convencional, lo que puede reducir su cuota de mercado.

“El problema es el nivel de oferta en relación con la demanda. La demanda en China ha mostrado un descenso significativo, mientras que la producción estadounidense continúa creciendo. La OPEP ha quedado atrapada en medio de esa situación”, sostuvo Hewson.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: