30 años para acusados de quemar a Vilma Trujillo en una hoguera

A la pena máxima de 30 años de prisión fueron condenados un pastor evangélico y cuatro cómplices por el asesinato y secuestro simple de Vilma Trujillo, quien fue quemada en una hoguera durante un rito para liberarla supuestamente de un demonio.

Una hora le bastó a los miembros del jurado de conciencia para declarar culpable a los cinco religiosos acusados de quemar viva a Vilma Trujillo. LA PRENSA/J.FLORES

A la pena máxima de 30 años de prisión fueron condenados un pastor evangélico y cuatro cómplices por quemar en una hoguera a Vilma Trujillo García, hecho ocurrido el 21 de febrero de 2017, en la comunidad El Cortezal, de Mina Rosita, en el Caribe Norte de Nicaragua.

El pastor Juan Gregorio Rocha Romero, Pedro Rocha Romero, Tomasa Rocha, Franklin Jarquín y Esneyda Orozco, son los cinco sentenciados.

Todos fueron señalados de participar en el crimen contra Trujillo, quien antes de morir pasó en agonía en un hospital de Managua con el 80 por ciento del cuerpo quemado.

El juez Quinto Distrito Penal de Juicio, José Alfredo Silva Chamorro, también les notificó a cuatro de los reos —a excepción de Esneyda— que los condenaba a la pena de seis años de cárcel por el secuestro simple de la víctima Trujillo. Los cuatro sentenciados por secuestro simple también deberán pagar 300 días multa, equivalente a 15,600 córdobas, para cada uno.

Los sentenciados retuvieron desde el 15 de febrero hasta el 21 del mismo mes a Trujillo en la iglesia Visión Celestial de las Asambleas de Dios, de la comunidad El Cortezal, hasta que decidieron quemarla en la hoguera, para supuestamente sacarle los demonios que tenía adentro.

Lea además: Testigos claves en juicio por caso de mujer quemada en hoguera

Libres en el 2047

El juez Silva Chamorro dejó claro en su sentencia que por imperio de ley, los cinco reos solo deberán cumplir la pena máxima de 30 años de prisión, que es la máxima en Nicaragua, y la condena terminará el 28 de febrero de 2047.

El abogado Isidro Trujillo, defensor de Esneyda, dijo que apelará de la pena impuesta a su cliente por ser muy excesiva, no así del fallo condenatorio, porque fue a través de un veredicto de culpabilidad que emitió un tribunal de jurado contra los cinco reos por el asesinato de Trujillo.

Fundamento de la pena

El juez Silva Chamorro fundamentó la pena impuesta al pastor y a los otros cuatro reos, porque estos actuaron con alevosía, debido a que amarraron a la víctima a un tronco para que esta quedara en indefensión y la superaban en número, pues ellos eran cinco contra una mujer, quien en todo tiempo estuvo en el templo contra su voluntad.

El judicial dijo que hubo saña por la forma en que le quitaron la vida a Trujillo, pues la quemaron en una hoguera, además fue expuesta casi cinco horas a las llamas y fue lanzada atada de pies y manos.

Lea más en: Joven quemada fue garroteada antes de tirarla a hoguera

Fiscalía satisfecha

La fiscal Fabiola Mendoza, quien estuvo presente este martes en la lectura de la sentencia, se mostró satisfecha con la decisión del juez José Alfredo Silva Chamorro.

Dijo que se hizo justicia en el caso de una humilde mujer que fue privada de la vida de manera horrible al ser echada a una hoguera, y que después sufrió varios días, antes de morir en un hospital.

Mendoza explicó que los abogados defensores de los reos no podrán apelar el veredicto de culpabilidad que emitió un tribunal de jurado, porque es inapelable; solo pueden apelar de la pena impuesta por el juez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: