Libro reúne Los murales de la Nicaragua entre 1979-1992

Este movimiento muralista alcanzó un auge sin precedente en los años ochenta, entre los pioneros figuran la Brigada Felizia Santizo de Panamá, Brigada muralista Rodrigo Peñalba. Asimismo se destaca la experiencia de la primer y única escuela de muralismo, Enapum-das, de Nicaragua.

Los murales de la Nicaragua

Aparece la publicación del libro documental Los murales de la Nicaragua revolucionaria 1979-1992, del historiador de arte David Kunzle en su versión al español, su primera versión en inglés fue publicada en 1995, dijo Margarita Vannini, directora del Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (Ihnca).

Vannini, recordó que Kunzle, impresionado por el auge del muralismo en los años ochenta, visitó nuestro país varias veces para documentar este fenómeno único de arte público, dado que se pintaron más de trescientos murales.

Lea también: Soraya Moncada pinta murales como parte de su gira por Holanda


El libro Los murales de la Nicaragua revolucionaria se presentará el próximo miércoles 17 de mayo, a las 6:30 p.m., en el auditorio del Ihnca. Entrada gratis.

Asimismo se exhibirá una colección de imágenes impresas de murales emblemáticos que han desaparecido.

Esta muestra permanecerá hasta septiembre. Y se proyectarán obras murales en dos paredes de la Facultad de Humanidades de la Universidad Centroamericana, Uca.

Y se presentará un vídeo de 13 minutos que envió David Kunzle sobre sus experiencias y visión sobre el muralismo.

También se contará con la participación de maestros del muralismo, como Leonel Cerrato, Daniel Pulido, Sergio Michilini, Federico Matus, Reinaldo Hernández, entre otros.

Este libro posteriormente se presentará en el Congreso de Estudios Culturales en julio, y en la Feria del libro en Guatemala, el mismo mes. Y en Michigan, Estados Unidos, en el  Congreso de Bibliotecas Latinoamericanistas.

Este libro está disponible en el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica, Hispamer y Literato.


Margarita Vannini, presenta el libro Los murales de la Nicaragua revolucionaria 1979-1992, de historiador de arte David Kunzle. LAPRENSA/Uriel Molina
Margarita Vannini, presenta el libro Los murales de la Nicaragua revolucionaria 1979-1992, de historiador de arte David Kunzle. LAPRENSA/Uriel Molina

Versión en español

El Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (Ihnca) estableció contacto con Kunzle, con la intención de preservar la memoria de este movimiento de arte público monumental.

“Kunzle dio su apoyo a la edición de esta magna obra en español, mejorada y ampliada y completamente a colores, donó todo su archivo fotográfico de más de 2,400 diapositivas sobre los murales que documentó en sus reiteradas visitas a Nicaragua y que ahora han sido digitalizadas”, reveló Vannini.

En esos años el historiador David Kunzle trabajó con las brigadas de solidaridad como la Felizia Santizo, Chicana, Rodrigo Peñalba, el maestro Camilo Minero, artistas nacionales y alumnos que se formaron en la Escuela de Arte Público Monumental David Alfaro Siqueiros (Enapum-Das), bajo la coordinación del pintor italiano Sergio Michilini.

Murales destruidos

También se incorporaron imágenes históricas donde se aprecia a los artistas en su labor creativa. Asimismo este registro expone fotografías de murales destruidos durante la administración edilicia de Arnoldo Alemán.

A criterio de Vanini, esto debe de llevarnos a un proceso de reflexión sobre estos actos vandálicos de destrucción del patrimonio artístico e histórico, por las mismas autoridades que deberían de resguardarlo y preservarlo. A esto sumado a la propaganda comercial pintada encima de estas obras de arte popular.

Vannini recordó que entre los murales borrados estaban los que se encontraban en el Parque Luis Alfonso Velásquez y en la Avenida Simón Bolívar, en la que participaron pintores como el chileno Víctor Canifrú, Hilda Vogl, Leonel Cerrato, entre otros.

Pero por suerte algunos que están en espacios interiores se han conservado, como el situado en la iglesia María de los Ángeles, en el barrio Riguero, otros se encuentran en el Centro Espiritual Oscar Arnulfo Romero (Cemoar) en Carretera Sur. Vannini lamentó que este último espacio está cerrado al público.

Este voluminoso libro, también incluye afiches, y la pintura de la portada El encuentro de Leonel Cerrato, esta foto fue tomada por la corresponsal de guerra Susan Meiselas, comentó Vanini.

También está la contribución fotográfica de James Prigoff y Michili, y el trabajo de traducción de Frances Kinloch y David Traumann. Vanini agradeció a la Cooperación Suiza por la asistencia que dio a la producción del libro.

Preservación del mural

Como parte complementaria al libro, comentó que Michilini coordinará presentaciones del libro en centros de arte y colegios, asimismo reunirá a pintores y muralistas para reflexionar sobre el proceso de conservación del patrimonio mural.

Este movimiento muralista alcanzó un auge sin precedente en los años ochenta, entre los pioneros figuran la Brigada Felizia Santizo de Panamá, Brigada muralista Rodrigo Peñalba. Asimismo se destaca la experiencia de la primer y única escuela de muralismo, Enapum-das, de Nicaragua.

Lo que se pintó

Sobre el contenido de esta década el arte mural, Vannini dijo que estos estaban inspirados en los ideales de la revolución y en temas de la vida cotidiana.

“El pueblo pintó lo que estaba viviendo: la lucha de liberación, la reforma agraria, alfabetización, pintaba sus héroes como Sandino, encuentro de guerrilleros con la familia y la liberación de la mujer”, comentó Vannini.

“En los murales de esta época también se observa una trilogía: los colores y expresiones del arte mural, con la música de los hermanos Mejía Godoy y los poemas de Ernesto Cardenal”, asocia Vanini fue este movimiento de arte público que se fundió con la música y poesía.

Se pintaron con estilos, realistas, primitivistas, surrealistas o abstractos y otros murales fueron pintados por la comunidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: