Ortega expuso a la nación con reconocimiento de separatistas de Georgia

Especialistas analizan las implicaciones de la Ley aprobada en Estados Unidos

Abjasia y Osetia del Sur

El presidente de la Federación rusa, Vladimir Putin, junto al mandatario Daniel Ortega en la visita que aquel hizo a Nicaragua en 2014. En estos años han fortalecido su relación bilateral.LA PRENSA/ARCHIVO

Los ex vicecancilleres de Nicaragua, Víctor Hugo Tinoco y José Pallais, mostraron su preocupación por los efectos que podría tener en el país la Ley de asignaciones federales de 2017 en Estados Unidos, en relación con la restricción de fondos a los países que reconocieron la independencia de Abjasia y Osetia del Sur.

Según Tinoco, la cooperación a Nicaragua está amenazada y ahora ni siquiera habrá que preocuparse por el proyecto de Ley conocida como Nica Act, que ata el voto de Estados Unidos en el caso de préstamos en los organismos multilaterales a que el gobierno de Daniel Ortega restablezca la democracia en Nicaragua.

Tinoco recordó que Ortega vivía su éxtasis, tras la inyección financiera de la cooperación venezolana en 2008 cuando reconoció a estos separatistas(Abjasia y Osetia del Sur). Según él, hacía un cálculo económico para su grupo de poder.

“Ortega en su proyecto personal y su sueño con Venezuela y Rusia ha metido (al país) a grandes problemas económicos, que amenazan la economía”, añadió el ex vicecanciller Tinoco, miembro del Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Le puede interesar: Alianza con Rusia pone en riesgo a Nicaragua

Rusia viola dos principios

José Pallais, también ex viceministro, sostuvo que el país estaría cargando las consecuencias de una errada política exterior, basada en el alineamiento con los intereses rusos.

Pallais señaló que Rusia violó dos principios fundamentales en el caso de estos territorios: el de estabilidad en la frontera y la unidad territorial de los Estados. “Nicaragua fue cómplice al reconocer a esos Estados”, explicó.

“Ortega está llevando al país bajo los pies de los elefantes, involucrándolo en un conflicto con nuestro principal socio internacional (EE.UU.) y generando reacciones de los Estados Unidos. No aprendió de los ochenta, está repitiendo los mismos errores, buscando padrinazgo de Putin y alineando a (Nicaragua) a una relación que no le fue útil en el pasado y que tiene demasiados riesgos”, consideró Pallais.

Suárez: “Está consumado”

El diputado sandinista y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, Jacinto Suárez, minimizó el impacto que tendría la decisión del gobierno estadounidense, la que afectaría directamente al país si se aplica. “Es una decisión soberana del Gobierno de Nicaragua reconocer a los gobiernos que considere. No veo por qué tengamos nosotros tener que estar preguntando (a otros sobre) a quiénes reconocemos o a quién no”, respondió Suárez.

Durante la sesión parlamentaria del miércoles, el jefe de bancada del FSLN, Edwin Castro, se mantuvo distante de los medios de comunicación y no ofreció declaraciones. Sin embargo, el subjefe de la bancada sandinista, José Figueroa, mandó a los periodistas a que se preguntara en la Cancillería, al ser abordado por LA PRENSA sobre este tema que toca directamente la situación económica del país.

Puede leer: La Nicaragua rusa» de Daniel Ortega

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: