Poder se impone a la velocidad en el beisbol

La velocidad que ha sido por mucho la herramienta esencial para un primer bate, ha pasado a un segundo plano en el juego de hoy, en el cual un porcentaje alto de las carreras, se anotan a través de los cuadrangulares

Carlos Santana, primer bate de los Indios de Cleveland. LA PRENSA/ARCHIVO

Carlos Santana ha robado 37 bases en su carrera de 996 partidos, a un promedio de 4.6 estafas por temporada, y sin embargo, es el primer bate de los Indios de Cleveland. ¿Quién entiende eso? Kyle Schwarber se robó tres almohadillas en todo el 2016 y no obstante, es el lead off man de los Cachorros.

El otro día los Royals tenían a Mike Moustakas, su habitual quinto bate, abriendo tanda. Y lo mismo pasa con Adam Jones en Baltimore, George Springer en Houston y Brian Dozier en Minnesota. Los bateadores de poder están ahora en la punta de las alineaciones.

Antes no era así. La velocidad que ha sido por mucho la herramienta esencial para un primer bate, ha pasado a un segundo plano en el juego de hoy, en el cual un porcentaje alto de las carreras, se anotan a través de los cuadrangulares, indican las estadísticas.

David Schoenfield, analista senior de ESPN, tiene una explicación clara: no tiene sentido irse de robo cuando detrás de ti están buenos bateadores de poder, quienes pueden empujarte sin correr riesgos”.

Hay además otra razón: situar como primero a un buen bateador independientemente de que no corra mucho, le garantiza más turnos. En 2016, el primer bate de los Cachorros, tuvo 772 turnos, eso es casi 70 oportunidades más que el quinto de la alineación (703).

Santana es un corredor average pero bateó 34 jonrones en el 2016 para Cleveland y empujó 80 carreras, mientras anotaba 89. Son cifras tremendas. El año pasado también, Schwarber robó tres bases, pero disparó 21 estacazos que ayudaron mucho a los Cachorros.

“Schwarber de primer bate hace que el lanzador rival se sienta incómodo desde el inicio del juego. Y si no le lanzan strikes, detrás vienen Kris Bryant y Anthony Rizzo y eso es más complicado aún”, explica Joe Maddon, el mentor de los actuales campeones del beisbol.

VELOCIDAD, EL FACTOR COMÚN

Lou Brock, Maury Wills, Rickey Henderson y Tim Raines son un poco de los muchos nombres que impactan al oído cuando se habla de primeros bates en el beisbol.

Sin embargo, como el tradicional lead off man, eran bateadores de contacto, piernas veloces y buen juicio en el plato para recibir bases y coraje para ser golpeados.

El precursor del primer bate como lo muestra la tendencia es Brian Downing, receptor convertido en jardinero y quien en 1982, resumió .281, con 28 jonrones, 109 anotadas y 84 remolques para los Angelinos.

Craig Biggio, Kenny Lofton, Ichiro Suzuki, Pete Rose, Wade Boggs, Bobby Bonds, son algunos de las luminarias que encendían el juego.

10.3
por ciento del total de los jonrones conectados en el 2016, salieron de primeros bates. En 1977 los lead offs dieron el 5.9.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: