Alcaldía de Managua avanza vía alterna por Sabana Grande

Los obreros a paso acelerado convierten el polvoso camino de 1.4 kilómetros de longitud en uno de concreto hidráulico, con cuatro carriles. La inversión supera los 30 millones de córdobas.

Alcaldía

El tramo Cuatro Esquinas-Country Club empalmará con el resto de vía que ha construido la Alcaldía capitalina en los últimos años. La idea es quitarle presión al flujo vehícular que circula por Carretera a Masaya. LAPRENSA/C.VALLE

Si las lluvias no atrasan los trabajos, a finales de junio la Alcaldía de Managua proyecta tener concluido el tramo en construcción Cuatro Esquinas-Country Club, que forma parte del nuevo circuito de vía alterna para entrar a Managua, para evitar la saturada Carretera a Masaya.

Los obreros a paso acelerado convierten el polvoso camino de 1.4 kilómetros longitud en uno de concreto hidráulico, con cuatro carriles. Por las madrugadas empiezan con el vaciado de la mezcla, en el día la preparan y por las tardes realizan movimientos de tierra.

“Calculamos que actualmente el avance es del 70 por ciento. Vamos rápido y por eso si no hay atrasos por fuerzas mayores, la vía en construcción estará lista a más tardar en mes y medio”, sostuvo un ingeniero de la obra.

Una tarde de finales de abril pasado el secretario general de la comuna, Fidel Moreno, visitó el proyecto para oficializar los trabajos. Ese día informó que la inversión municipal en el trecho Cuatro Esquinas-Country Club superaba los 30 millones de córdobas.

Tráfico aumenta con el paso del tiempo

Desde hace varios años la comuna empezó a destinar numerosos fondos en el sector de Sabana Grande en temas de vialidad para convertirla en el mediano plazo una vía secundaria para entrar a la capital desde el sur, y también a la inversa.

Conforme se pavimenta más, el flujo vehicular aumenta significativamente. Moreno, reconoció recientemente que la proyección es de 30,000 vehículos diario en esa vía.

Congestionados los accesos

Con el paso de los años el parque vehicular de Nicaragua ha incrementado a un ritmo superior al de las vías pavimentadas. A diario dentro de la ciudad de Managua se evidencia el impacto que provoca, al prolongarse las filas y tomarle más tiempo a los conductores llegar de un punto a otro.

Los accesos a la capital no escapan de tal realidad puesto que a diario y en las horas pico las carreteras Nueva y Vieja a León, Carretera Norte y a Masaya, se saturan de automóviles.

Alcaldía

En el caso de las carreteras Nueva a León y Norte ya hay fondos aprobados por un organismo financiero para construirle más carriles. En Carretera a Masaya lo que se hace es anualmente, desde el 2013, es construir ampliaciones en tramos cortos.

Es solo en la Carretera Vieja a León que, al menos oficialmente, no se conoce que hay planes de construir un carril en cada sentido vial.

Datos técnicos de la obra emprendida por la Alcaldía

Los 1.4 kilómetros de vía que se construyen entre Cuatro Esquinas y el Country Club, al sureste de Managua es a base de concreto hidráulico, cuya losa es de 18 centímetros de espesor. En una de las bandas se crea un carril para que circulen mototaxis ya que cuando esté finalizada la obra los vehículos livianos podrían desplazarse fácilmente a 60 kilómetros por hora y también porque cruza por esa zona un significativo volumen de camiones. Los dos sentidos viales estará dividido por bordillos.