Se esperan lluvias moderadas por incidencia de El Niño

Se mantiene un pronóstico positivo para esta temporada lluviosa, debido a que el predominio del fenómeno de El Niño no supera el 80 por ciento sobre el ENSO neutral.

El Niño

Algunos países de Centroamérica, como Honduras y Nicaragua están alertas por la tormenta tropical Franklin. LA PRENSA/JORGE TORRES

Existe un 60 por ciento de probabilidades que se instale el fenómeno climático de El Niño en los meses de mayo, junio y julio, es decir, habrá menos lluvias, según informó el Gobierno el día de ayer.

“Vamos a seguir estudiando todos estos pronósticos y alertas para ir actualizando y poderlos presentar en las mesas productivas (…)”, refirió la vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, Rosario Murillo, en referencia a que todavía no hay certeza sobre el predominio de este fenómeno.

Murillo destacó que es importante que las personas que se dedican al emprendimiento y a la producción en el campo estén informados.

No obstante, después aseguró que de mayo a junio se esperan acumulados cercanos a lo normal, “invierno normal”, dijo.

Qué dice la NOAA sobre El Niño

En su comunicación, que emite la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) por sus siglas en inglés, cada mes, estableció que para este trimestre, La Niña tiene un predominio del tres por ciento, sobre el 53 por ciento de Enso neutral y el 44 por ciento para El Niño, el cual muestra una tendencia de predominio del 46 por ciento para los próximos meses.

En diciembre de 2017, enero y febrero de 2018, El Niño tiene un 44 por ciento de ocurrencia.

Desde inicios de este año, se ha mantenido un porcentaje similar entre El Niño y el Enso neutral, que ha permitido que Nicaragua llegue a la época lluviosa y esta sea aceptable, según el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira.

El experto explicó que mientras no exista un predominio mayor a un 80 por ciento de predominio de El Niño “no podemos decir que está afectando, es decir, no tiene fortaleza para hacer incidencias y perturbar el periodo lluvioso”, expresó.

La afectación que si se podría notar es la que corresponde al período canicular, del 15 de julio al 15 de agosto, que podría ser de moderado a fuerte, este último por la escasez de lluvia en ese lapso de tiempo.

Sin embargo, el país puede tener incidencias de otros tipos de fenómenos, como la creación de la tormenta tropical Adrián, que ha sido monitoreada, puesto que podría haber generado precipitaciones, pero no fue así, y actualmente se está disipando” explicó Moreira.

Dichos fenómenos podrían incidir en más lluvias, las cuales se esperan que sean moderadas y no copiosas como la del pasado jueves que generó afectaciones en varias ciudades del país.

 

46
por ciento es la tendencia de predominio del fenómeno de El Niño sobre el país. Este número favorece al pronóstico de un buen invierno, después de una gran sequía.