Sobre el «grooming» o «ciberengaño pederasta»

Se recuerda que, si se opta por los anglicismos, estos se escriben con minúscula inicial y cursiva o, cuando no se disponga de este tipo de letra, entrecomillados.

grooming

«Engaño pederasta (por internet)» o «ciberengaño pederasta» son alternativas válidas en español para lo que en inglés se llama «child grooming» o, en ocasiones, simplemente «grooming».

El término «grooming» se está utilizando para describir la práctica delictiva en internet de ciertos adultos para ganarse la confianza de un menor fingiendo empatía, cariño, etc., con fines de satisfacción sexual o de, como mínimo y casi siempre, obtener imágenes del menor desnudo o realizando actos sexuales.

Aunque «acicalamiento» es la traducción del inglés «grooming», si se tiene en cuenta el componente delictivo de la acción, se ajustan mejor al español «engaño pederasta (por internet)» o «ciberengaño pederasta».

Por tanto, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Engaño pederasta es una expresión para describir la forma en que algunas personas se acercan a niños y jóvenes para ganar su confianza», «Con motivo de la reciente detención de un ciberdepredador reincidente, repasamos el fenómeno del engaño pederasta por internet» o «Imputan a un hombre por ciberengaño pederasta».

Se recuerda que, si se opta por los anglicismos, estos se escriben con minúscula inicial y cursiva o, cuando no se disponga de este tipo de letra, entrecomillados.

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture, Gómez-Acebo & Pombo y Prodigioso Volcán.

Lea: “Azteca” no es “mexicano”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: