Ausencia de jurados atrasa juicios en Rivas

En los juzgados penales de Rivas, lograr conformar un tribunal de jurado se ha vuelto un imposible y aunque manden citas a cien ciudadanos, solo llegan de tres a cinco rivenses, por lo que la audiencia debe suspenderse.

Entre las posibles causas de la apatía de la población de Rivas a no asistir a las convocatorias para conformar tribunales de jurados, está la desconfianza en el sistema de justicia. LA PRENSA/R.VILLARREAL

En los juzgados penales de Rivas, lograr conformar un tribunal de jurado, se ha vuelto un imposible y aunque manden citas a cien ciudadanos, solo llegan de tres a cinco rivenses que no hacen quórum, por lo que la audiencia debe suspenderse, afectando los derechos de los acusados.

Una de las preocupaciones de los abogados rivenses es que el Ministerio Público cada vez que no se conforma un tribunal de jurado, pide a la judicial que atribuya el tiempo de demora a fuerza mayor, lo que afecta al acusado, a no tener un proceso justo, porque no se le contabiliza ese tiempo a su favor, aunque  se encuentre detenido o con medidas cautelares, explicó el abogado Juan Carlos Espinoza Moraga.

Un tiempo razonable

“No es posible que el Ministerio Público siempre esté solicitando aplicación de fuerza mayor y que el tiempo de demora se le atribuya al acusado, cuando perfectamente los que administran la justicia saben que al no llegar los jurados afecta el tiempo de duración del proceso pero a favor del acusado, es un derecho que tiene el acusado a ser juzgado en un tiempo razonable que ya está consignado en la ley”, detalló.

Otro abogado  refirió que ya están citando a más de cien personas para conformar un jurado y que solo de tres a cinco personas asisten, y para conformar el jurado se requieren de cinco miembros y un suplente, y por eso hay semanas que hasta seis juicios con jurados son suspendidos.

Una ciudadana de Rivas que pidió no ser identificada comentó  que en el 2012 fue parte de un tribunal de jurado, y dijo que no volvería a serlo.  “Eso fue horrible perdí varios días enteros y hasta parte de la noche.  A uno lo hacen llegar y dan una hora para comenzar los juicios y viene empezando como cinco horas después y a veces lo tienen a uno todo el día, y al final le dicen que hay reprogramación porque se enfermó un abogado, o porque la Policía o el Sistema Penitenciario no llevó al detenido  y al final uno pierde el tiempo. También una ayuda de un poquito más de 300 pesos para pasajes que le daban a uno, nunca llegaba” lamentó.

Hace algunos días, los diputados sandinistas, que son mayoría en el poder legislativo, anunciaron que impulsarán una reforma al Código Penal y el Código Procesal Penal para que se eliminara a los jurados de conciencia en los juicios por delitos contra la vida, específicamente en los casos de femicidios y parricidios, porque consideran que causan retardación de justicia.

“La solución no es abolir el derecho constitucional que tiene el pueblo para administrar justicia, sino que hay que revisar nuestro sistema de justicia, para que el ciudadano se sienta cómodo y seguro al conformar un tribunal de jurado, porque no podemos dejar la justicia solo en manos de jueces si ahora cumplen orientaciones de gobierno, abusan de la ley, y el colmo es que ya han anulado veredictos de jurado en un caso de un robo donde la víctima era una hija de Bayardo Arce”, expresó un abogado de Rivas.

 En Matagalpa faltan testigos…

Solo en una ocasión, en 2016, el titular del Juzgado Segundo de Distrito Penal de Juicios de Matagalpa, Bernardo Morales Miarena, tuvo que reprogramar una audiencia de juicio por la inasistencia de quienes habrían sido citados para integrar el jurado.

Según el juez Morales, ese mismo año, a otro juicio solo acudieron cuatro citados y con ellos tuvo que integrar el jurado, indicándoles que su veredicto debía ser unánime para declarar culpable o no culpable al procesado, según lo establece la legislación.

En todo este año, Morales dice que ni un juicio ha sido suspendido por ausencia de jurados, aunque admite que es más frecuente la suspensión o reprogramación de los juicios porque falten los testigos, principalmente los propuestos por el Ministerio Público o porque las partes soliciten la reprogramación.

Jurados a juicios

La Oficina de Notificaciones y la Oficina de Gestión de Audiencias en el Complejo Judicial de Matagalpa, han emprendido diversas estrategias para garantizar que lleguen los jurados a los juicios.

De un padrón que incluye a los mayores de 25 años con cédula y residentes en el casco urbano de Matagalpa, cada vez seleccionan a un promedio de 200 personas. Los notificadores llevan las citas y advierten a la persona sobre las sanciones que conlleva no asistir, explica una funcionaria del Poder Judicial, aunque advierte no estar autorizada para brindar entrevistas.

De manera que al momento del juicio siempre llegan entre 20 y 30 personas, de las cuales son seleccionados quienes integrarán el jurado.

Según la funcionaria, hay quienes se resisten a participar por cuestiones religiosas, al considerar que no son quienes para juzgar a alguien; otros por temor a que alguna de las partes o sus familiares puedan tomar represalias; mientras que hay quienes alegan motivos labores.