Seis municipios aislados por desborde de río San Fernando

Los municipios que resultaron afectados fueron: Jalapa, Murra, El Jícaro, Quilalí, Wiwilí y el mismo San Fernando, con 160 mil habitantes aproximadamente

río San Fernando, Nueva Segovia

La lluvia que cayó en Nueva Segovia provocó que el río San Fernando se desboRdara. LA PRENSA/A. LORÍO

El tránsito por la carretera San Fernando-Ocotal fue restablecido cerca de las 11:00 a.m. de este lunes, después de que una crecida del río San Fernando destruyó el desvío temporal que obreros del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) habían instalado, mientras concluyen la construcción de un puente de dos vías.

Los torrenciales aguaceros caídos durante toda la tarde y la noche del domingo en el departamento de Nueva Segovia, provocaron la crecida del río San Fernando y la fuerte corriente partió la carretera Ocotal-Jalapa a la altura del poblado San Fernando.

El desvío temporal fue construido hace casi dos meses debido a que obreros del MTI han estado trabajando en la instalación de nuevos puentes sobre esta vía.

Urge doble vía

En este lugar, así como sobre el río Achuapa y río Santa Clara, los puentes angostos, prácticamente de una vía, no resolvían la demanda del transporte de carga en el departamento de Nueva Segovia.

La mañana de este lunes la población ha tenido que transbordar tanto unidades de transporte colectivo como vehículos privados, pasando a pie el desvío para abordar las unidades ubicadas a ambos extremos que los trasladaría a sus destinos.

Le puede interesar: En dos horas de lluvia cayó el agua de 25 días en Managua

Los municipios que resultaron afectados por esta situación y que están aislados de la cabecera departamental Ocotal, son: Jalapa, Murra, El Jícaro, Quilalí, Wiwilí y el mismo San Fernando, con 160 mil habitantes aproximadamente.

LA PRENSA/A. LORÍO

Trabajos fuera de tiempo

Ciudadanos como Julio César Lovo opinan: “No es de expertos botar puentes en temporada de invierno y aunque son trabajos que iniciaron (obreros del MTI) hace aproximadamente mes y medio, las obras avanzan a paso de tortuga y por lo visto es un asunto que va para largo”.

“Yo creo que hasta el más ignorante sabe muy bien las estaciones del tiempo en el año, peor sabiendo la gran afluencia o circulación de vehículos que pasa por esa carretera”, dijo la ciudadana Alicia Ochoa, refiriéndose a la destrucción de la rampa temporal en la carretera San Fernando-Ocotal. Hasta el momento ninguna fuente oficial o funcionario del Estado ha explicado a la población los términos de la obra, y menos el tiempo que requerirán para culminarla.

La tarde de este lunes la gente y los vehículos pasaban por el tramo sobre el río San Fernando y sobre el río Achuapa, pero las amenazas de nuevos aguaceros eran evidentes.