CONTENIDO PATROCINADO

3 maneras de mantener feliz y saludable a tu mascota

La actividad física previene que los caninos sufran algunos padecimientos

Recuerda que el perro es parte de tu familia y como cualquier otro miembro requiere de cuidados en beneficio de su salud, no obstante la diferencia con otro miembro de la familia es que el perro no puede cuidarse solo y requiere de tu apoyo para hacerlo.

Lea también: 9 consejos esenciales para cuidar a tu cachorro

El ejercicio físico es importante para el perro, ya que “su forma de desestrezarse es a través del movimiento”, explica la veterinaria Carol Ayala.

El ejercicio físico no solo contribuye a un mejor estado emocional del canino, también del estado físico, ya que evita que desarrolle problemas a largo plazo, como la obesidad, la cual puede desencadenar en otros padecimientos como hipertensión, artritis, deficiencia respiratoria, diabetes y afectaciones por los golpes de calor.

La especialista destaca que el tipo de ejercicio físico depende de la raza del perro. Las razas grandes por lo general son más activas, hay otras razas que son más sedentarias como los de raza pequeña. Cuando la mascota es más sedentaria se debe vigilar su alimentación.

Para que tu perro sea más activo, sigue estas tres recomendaciones:

Caminar. La especialista recomienda caminatas dos veces al día, por un periodo de 20 minutos con correa y a paso ligero. Las horas idóneas son por la mañana, entre las 7:00 y 8:00 a.m. y en las tardes después de las 5:30 p.m. que es cuando el sol ha bajado.

Jugar. Otra manera divertida de mantenerlos activos es jugar con ellos en casa. Lo único que se necesita es tiempo y disposición. Se pueden usar artículos como pelotas, vara, juguete u otro objeto, incluso una botella de plástico. La idea es tirar el objeto y que la mascota salga tras de este. No es recomendable que los niños pequeños jueguen con perros de talla grande, debido a que no podrán dominarlo como lo haría un adulto. Lo más adecuado es que los niños jueguen con perros de raza pequeña.

Nadar. Es otra recomendación. El perro, como otro miembro de la familia, puede ir a los viajes familiares, sobre todo en la época de verano que se va a la playa. El nado le permitirá al canino ejercitarse y al mismo tiempo divertirse e interactuar con sus dueños. Es necesario tener en cuenta la hora porque el sol fuerte le puede causar molestias, incluso insolación.

CONTENIDO PATROCINADO
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: