Sentencia judicial afectó a trabajadora de maquila

Como “un retroceso en jurisprudencia laboral” califican sindicalistas de zona franca, la nueva sentencia número 75 de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, que rechaza el recurso de amparo de hecho interpuesto por Aracely Bobadilla Treminio.

trabajadora

Aracely Bobadilla, no terminó de recibir las terapias en los brazos afectados por el túnel del carpo causado por los movimientos repetitivos en su trabajo. LA PRENSA/ ARCHIVO

Como “un retroceso en jurisprudencia laboral” califican sindicalistas de zona franca, la nueva sentencia número 75 de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, que rechaza el recurso de amparo de hecho interpuesto por Aracely Bobadilla Treminio, ex trabajadora de la empresa Formosa Textil Nica S.A, contra magistrados del Tribunal Nacional Laboral.

Según dicha sentencia, el recurso no iba acompañado de la denegatoria del recurso de amparo de derecho que hizo el Tribunal de Apelaciones. Es decir, no cumplió requisitos establecidos en el procesal civil.

“Buscaron detalles de forma para no estudiar y resolver el fondo de la sentencia de sus colegas y así mantener el fallo contra la trabajadora y beneficiar al empleador”, dijo Pedro Ortega, de la Federación de Sindicatos de Zonas Francas.

Bobadilla recurrió de amparo contra los magistrados laborales porque estos reformaron de oficio una sentencia de primera instancia donde la cambian de inspectora de calidad a trabajadora de confianza, con el fin de denegarle el reintegro laboral que la obrera estaba solicitando y el pago de salarios caídos desde el 2010 a marzo del 2017.

El malestar del empleador empezó cuando me fui de subsidio por 10 meses por una enfermedad laboral en los hombros y cuando regresé debían de cambiarme de puesto de trabajo, pero no lo hicieron y reclamé, por eso me corrieron”, dijo la perjudicada.

Caso de trabajadora será denunciado en tribunales centroamericanos

Según Ortega, al agotar la vía judicial nacional sin reinvindicar los derechos laborales y constitucionales de la trabajadora Bobadilla, recurrirán ante la Corte Centroamericana contra el Estado de Nicaragua, por violar derechos fundamentales.

“Nos afecta a todos los trabajadores, porque miramos que el Estado debe tutelar los derechos constitucionales de los trabajadores y no lo está haciendo. Además, esas sentencias ya son jurisprudencia porque hay muchas sentencias en ese sentido y perjudican al trabajador”, agregó el líder sindical.

En la sentencia 1013/ 2016 los magistrados favorecen a la empresa demandada Formosa Textil Nica S.A, al no tener esta que pagar casi medio millón de córdoba en concepto de salarios caídos, vacaciones, y décimo tercer mes por casi seis años que tiene el proceso, explicó Edwin García, abogado de la afectada.

“En vez de ir hacia adelante vamos hacia atrás porque ningún Gobierno había actuado así contra los trabajadores. Los magistrados resolvieron contra ley expresa, porque cambiaron los hechos de la demanda y resolvieron sobre algo que no fue alegado por las partes”, dijo agregó García.

Según el abogado, los magistrados de la Corte no querían tocar la sentencia del tribunal y prefieren rechazarla de plano.

Código laboral

En el artículo 7 del Código Laboral de Nicaragua se establece que la categoría de trabajadores de confianza depende de la naturaleza de las labores desempeñadas y no de la designación que se da al puesto.

Siempre son trabajadores de confianza los directores o administradores que ejercen funciones de dirección en nombre del empleador y que por su carácter legal establecido en el presente código, puedan sustituir a la persona natural o jurídica que representen. Con este artículo la afectada demuestra que no era trabajadora de confianza.

Pie de foto: Aracely Bobadilla, no terminó de recibir las terapias en los brazos afectados por el túnel del carpo causado por los movimientos repetitivos en su trabajo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: