Ritmo de lluvias podría enfermar cultivos

A pesar que los niveles de precipitaciones aún no representan ningún riesgo para los cultivos, estos podrían ser afectados por la generación de enfermedades u hongos, advierte agrometeorólogo Agustín Moreira.

Agricultura, ambiente

Pocos productores, pequeños o grandes, apuestan a la agricultura orgánica. LAPRENSA/M. ESQUIVEL

La estación lluviosa apenas inicia, pero los productores deben de tomar previsiones por la posible abundancia de agua, que puede provocar enfermedades en algunos cultivos, principalmente, por hongos, explicó el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira.

«A pesar que se han reportado afectaciones en infraestructura en algunas zonas del norte del país, “aún no estamos hablando de un período altamente peligroso para los cultivos”, dijo Moreira.

Lea también: Gasto público de Nicaragua debe privilegiar al sector agropecuario

«Las condiciones de lluvias actuales pueden variar por la incidencia de fenómenos metereológicos, que tienen cierta influencia en el comportamiento de las lluvias, como ocurrió este pasado fin de semana.Sin embargo, en algunos lugares del Caribe del país, así como en la zona central se podrían presentar condiciones favorables para la anegación, y esto tendría afectación en algunos cultivos, más aún en la etapa inicial de siembra, explicó Moreira.

Lea además: Buenas prácticas agrícolas cambian vidas

«Para que un cultivo se desarrolle de forma normal requiere de un 60 por ciento de humedad; no obstante, si este sobrepasa una acumulación arriba de 95 a 120 milímetros de agua al día, podría reproducir enfermedades fungosas,que pongan en riesgo la producción y provoque una pérdida al agricultor. Pero no todo es malo, según Moreira, sino que siempre se deben mantener previsiones.

Aprovechar mejor el flujo de lluvias

Entre las medidas que deberían de implementar los productores, es que los campos estén libres para la fluidez del agua y evitar que se acumule en la tierra, para lo que deberían de crear barreras alrededor de los cultivos.

Las raíces de la mayoría de los cultivos no toleran. De acuerdo con Agustín Moreira, del Centro Humboldt, en el caso de las gramíneas – maíz, sorgo y caña de azúcar-, el exceso de agua es sinónimo de enfermedades fungosas, generados por diferentes tipos de hongos; no así en el caso del maíz, que soporta el exceso de humedad. !”Pero debe ser regulado”, dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: