Los animales más extraños del mundo

Imagine un animal que tiene cabeza de jirafa y cuerpo de caballo, o un pez que tiene manos. ¿Increíble, no? Aunque parezca fantasía, sí existen.

okapi, antelope, jungle, congo, forest, tree, africa,grass

El pez rosado

Lo que hace diferente a este pez no es su color sino sus manos. Sí, sus manos. Esta especie recién fue descubierta en Hobart, en la isla australiana de Tasmania. Mide 10 centímetros y utiliza sus manos para caminar en las profundidades del océano.

Lagarto autoclonable

El Leiolepis ngovantrii es otro animal recientemente descubierto. La hembra se reproduce mediante la clonación y sin la necesidad de un macho. Es originaria de Vietnam y ya es parte del menú de algunos restaurantes de ese país.

Sanguijuela

En Perú hay un tipo de sanguijuela conocida como sanguijuela Tyrannobdella rex, porque pude medir hasta siete centímetros y tiene largos dientes. En el 2010 fue seleccionada como una de las especies más raras por National Geographic.

Topo de nariz estrellada

Su nariz es una estrella roja con 22 tentáculos que pueden moverse, y a través de ellos atrapa a sus presas. Se le considera el animal que come más rápido en el mundo, no tiene ojos y se le encuentra en arroyos y estanques.

Murciélago de la fruta

Es un tipo de murciélago pequeño que posee dos fosas nasales en formas de tubo que le dan un aspecto extraño. Por medio de ellos dispersa semillas frutales y por eso se le conoce como murciélago de la fruta. En internet muchos lo llaman “murciélago yoda”, por el supuesto parecido a ese personaje de Star Wars.

Armadillo hada rosa

Es más pequeño que los armadillos normales. Este mide poco más de 10 centímetros, tiene un caparazón rosado que cubre su pelo blanco. Es susceptible al estrés y no tolera el trato con humanos.

Okapi

Este mamífero es el pariente más cercano de las jirafas, pero su aspecto es bastante peculiar, pues tiene cabeza de jirafa, rayas de cebra, cuerpo de caballo y una lengua azul muy larga con la que se limpia las orejas.

Lea también: Los besos más famosos de la historia