Producción de azúcar levanta cabeza en Nicaragua

Tras dos años de mermas en la producción de azúcar —principalmente afectados por la sequía— ese sector logrará un incremento de 14.74 por ciento en la zafra 2016-2017, detallan las estadísticas del Comité Nacional de Productores de Azúcar

Tras dos años de mermas en la producción de azúcar —principalmente afectados por la sequía— ese sector logrará un incremento de 14.74 por ciento en la zafra 2016-2017, detallan las estadísticas del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), que agrupa las estadísticas de los cuatro ingenios del país.

En el primer estimado de la producción nacional de este ciclo, ese sector registra la producción de 15.72 millones de quintales, superando a la producción de la zafra 2015-2016, que cerró con 13.70 millones de quintales de azúcar.

Mario Amador Rivas, gerente general de la CNPA, explica que este resultado se alcanzó por el comportamiento favorable de las lluvias durante el ciclo, además de la ampliación de las áreas de siembra y mejora en la productividad.

“El invierno del año pasado fue mejor que el anterior, sobre todo en León y Chinandega, que es donde se siembra más caña (…), pero en gran parte también se debió a la mayor producción de caña por manzana sembrada”, destacó Amador.

Lea: Sequía amargó a los ingenios en Nicaragua

Solo el mayor ingenio del país, San Antonio —según sus registros— alcanzó una producción de 6.94 millones de quintales de azúcar, superando por 90,000 quintales al anterior ciclo productivo más alto de esa empresa, el 2013-2014.

“Logramos superar todos los récords del ingenio y estamos preparados para el año que viene volver a romperlos y vamos por los 7.5 millones”, expresó mediante un comunicado Ricardo Barrios, director ejecutivo de Nicaragua Sugar Estates Limited (NSEL), al que pertenece el ingenio San Antonio.

En el caso del ingenio Benjamín Zeledón, que es parte de la Compañía Azucarera del Sur (Casur), la producción de caña depende de los sistemas de riego por lo que el impacto climático fue menor, dice Michael Healy, presidente de la Asociación de Cañeros de Rivas y presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua.

Lea: Ingenios de Nicaragua a recuperar su productividad

La producción de Casur seguirá en crecimiento en los próximos dos años, pues las zonas de siembra pasaron de 10,000 manzanas a 18,000 manzanas.

“La razón por la que se está sembrando más es porque están poniendo la planta energética que debe estar funcionando para la zafra 2018-2019. Para esa planta se necesita incrementar el área en alrededor de 8,000 manzanas más”, explica Healy.

Mientras los ingenios Benjamín Zeledón y Montelimar son los que están ampliando sus zonas de siembra, los ingenios Monte Rosa y San Antonio desarrollan planes de trabajo para aumentar los rendimientos de las zonas ya establecidas.

Lea: Monocultivos quitan más de lo que dan

“Las áreas de siembra son básicamente impulsadas por el crecimiento de los ingenios Benjamín Zeledón, Montelimar y un poco de Monte Rosa, todos los ingenios crecen pero (en) los dos grandes, que son San Antonio y Monte Rosa, el crecimiento es menor porque su producción está bastante topada”, detalló Amador Rivas.

Healy afirmó que los cañeros realizan evaluaciones de más de cuarenta variedades de cañas para incluirlas en las nuevas áreas de siembra, porque pretenden mejorar la genética del cultivo.

Derivados también crecen

No solo en la producción de azúcar se reporta crecimiento, también en los derivados de la caña de azúcar: el ingenio San Antonio produjo 123,933 toneladas de melaza, superando la producción existente y en el caso de los azúcares especiales registraron 476,000 quintales más que el anterior récord, que era de 2.15 millones de quintales de ese tipo de azúcar, detalla la información proporcionada por ese ingenio.

“Eso nos deja ahora una barra mucho más alta, tenemos el próximo año la meta de llegar y superar los 7 millones de quintales, hasta donde vamos a la fecha consideramos que tenemos el potencial”, indicó Noel Sacasa, director agroindustrial del ingenio San Antonio.

Las fuentes citadas son optimistas y proyectan alcanzar la producción de 17 millones de quintales de azúcar para la zafra 2017-2018, superando la hasta ahora mejor cosecha, de 16.40 millones de quintales, logrados en la zafra 2013-2014.

“Si el invierno se mantiene a como está ahora, vamos a poder llegar a los 17 millones de quintales de azúcar”, auguró Amador Rivas.

Precio no se recupera

Pese al crecimiento en la producción, las ganancias de los ingenios azucareros no crecen al mismo ritmo por el precio internacional que permanece bajo. Actualmente ronda los 15 dólares por quintal, pero en años anteriores superó los 20 dólares. “Nosotros creemos que debería de haber repunte en algún momento porque los inventarios mundiales de azúcar están en un momento muy bajo y cualquier cosa que pasara en Brasil y la India —grandes productores— podría crear un desabastecimiento en el mercado azucarero mundial. Eso debería de hacer que los precios suban”, afirma Mario Amador Rivas, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar.

Producen más energía

La recuperación en la producción de caña de azúcar impulsó el crecimiento de la generación de energía con bagazo de caña en 15.50 por ciento: durante el ciclo azucarero 2016-2017 se logró producir 620.40 millones de kilovatios-hora, mientras que durante la zafra 2015-2016 fueron 537.12 millones de kilovatios-hora, detallan las estadísticas del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), de los cuales el ingenio San Antonio aportó 233 millones de kilovatios.

Nuevos mercados

Canadá, Estados Unidos, Taiwán y Perú son los principales compradores de azúcar nacional, según registros del Centro de Trámites de las Exportaciones.

“Estamos esperando este año la finalización de la negociación con Corea para empezar a exportar azúcar, esperamos que se vayan abriendo mercados adicionales, sobre todo asiáticos”, dijo Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA).

Nicaragua exporta la gran mayoría de su producción de azúcar en cada ciclo. El consumo promedio está estimado en unos seis millones de quintales, según el Plan Nacional de Producción, Consumo y Comercio para el ciclo agrícola 2016-2017.