Gabriela Molina, Día de las Madres,

Gabriela Molina y su hijo Ethan, de cinco meses. LA PRENSA/CORTESÍA

Amor de madre vence la discapacidad

Gabriela Molina sufrió un accidente en el que perdió un brazo. En ese momento pensó que no volvería a sonreír, pero años después encontró un motivo: el nacimiento de su hijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: