Mi bebé, el trabajo y yo

¿Estás disfrutando del rol de madre, pero a la misma vez no sabes qué hacer con tu trabajo? Tranquila, aquí te aconsejamos sobre el tema

bebé y trabajo

Mara Fletes y su bebé Diego Espinales, de 8 meses. LA PRENSA/J. FLORES

Ser madre no es tarea fácil, y mucho menos cuando se combina la maternidad y el trabajo.  Después del alumbramiento, muchas mujeres se plantean la misma  pregunta: ¿volveré a trabajar?

Se suele creer que el rol de madre y el trabajo no son compatibles, pero la verdad que dependerá de la situación en que se encuentre la mujer y sobre todo, que el niño no pague el precio del abandono emocional por un mala organización de sus padres.

“El embarazo conlleva a mucha felicidad y mucha responsabilidad y cambios en la familia”, señala la psicóloga Alba Rony.

Además: ¿Parto natural o cesárea?

“No es fácil para una mujer cuando llega el momento de despegarse de su bebé para volver al trabajo. Hay un sentimiento de culpa cuando la mamá se integra a los quehaceres laborales. El miedo de no saber cómo lo cuidarán, hay una sensibilidad emocional muy grande”, explica Rony.

Para la psicóloga mantener un equilibrio entre la maternidad y el trabajo “es muy difícil”, pero no imposible. “Hay un desequilibrio en todo como familia, como pareja… Hay un montón de situaciones y cambios que la mujer necesita tener un equilibrio. El hecho de tener un bebé no implica que puede descuidar a su pareja y  los demás niños”.

De vuelta al trabajo

Lo más sano para una mujer cuando decide volver a su centro laboral, es haber hablado con su familia, porque al retornar a su trabajo sentirá una serie de sentimientos, como la culpa de dejar a su bebé, colaborar económicamente en la casa o mejorar profesionalmente.

La psicóloga Onelia Alegría expresa que el trabajo y el rol de madre “sí pueden ser compatibles si como madres sabemos utilizar el tiempo y los recursos a nuestro favor”.

Puedes leer: Amor de madre vence la discapacidad

Para Alegría lo mejor sería que “hagan las cosas a su tiempo, sin intentar cumplir varias tareas a la misma vez”, pues el estrés que le puede ocasionar la vuelta al trabajo puede terminar sufriéndolo su bebé.

“(Las madres) van a llegar cansadas por el nuevo ritmo que llevan y hay que recordar que pasaron su proceso de posnatal y hay que volver a acostumbrarse a la rutina (de trabajo)”, comenta Alegría, quien destacó que es importante “buscar la forma de tener una actitud positiva para ejecutar bien sus labores”.

Por su parte la psicóloga Alba Rony resaltó que a la hora de dejar a sus hijos en casa, lo importante es dejarlos a cargo de una persona “confiable que le permita estar en paz. Hacer una agenda y tener un espacio de conexión con el niño para tener ese apego”.