Los vínculos del dictador panameño Manuel Noriega con Nicaragua

Sus vínculos no eran solo por afinidad ideológica y política con los comandantes sandinistas, sino también por sus negocios ilícitos comunes con algunos de estos.

Manuel Antonio Noriega, el exdictador panameño que fue un importante aliado de Estados Unidos. LA PRENSA/EFE

El dictador panameño Manuel Antonio Noriega, fallecido este lunes en un hospital panameño a los 83 años, fue el hombre de la CIA en Panamá y un hábil socio de los narcotraficantes colombianos en los años 80, un vínculo que también lo condujo a Nicaragua.

LA PRENSA explicó en un Editorial, del 14 de diciembre de 2011, la relación que tuvo durante varios años el dictador panameño con Nicaragua, especialmente, con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El destino de Manuel Noriega

El exdictador militar panameño Manuel Noriega, regresó a su país, forzado por una extradición, convertido en guiñapo, después de más de veinte años de estar preso en Estados Unidos y Francia, para afrontar en Panamá otras graves acusaciones por crímenes de lesa humanidad.

Noriega es un ejemplo viviente del dictador arrogante y criminal que termina juzgado y condenado por sus crímenes, odiado por los sobrevivientes de sus represiones y por los familiares de sus víctimas personales. Despreciado, incluso, por quienes cuando él estaba en la plenitud de su poder lo aclamaban y ensalzaban.

Noriega, quien fuera derrocado en diciembre de 1989 por una invasión militar estadounidense, estuvo muy vinculado al régimen sandinista —también dictatorial— que en aquella misma época imperaba en Nicaragua.

Le puede interesar: Noriega, el último dictador de Panamá, muere a los 83 años

Sus vínculos no eran solo por afinidad ideológica y política con los comandantes sandinistas, sino también por sus negocios ilícitos comunes con algunos de estos. Con Noriega mandando de manera absoluta en Panamá, las redes del narcotráfico suramericano se extendieron hacia Nicaragua.

Pablo Escobar Gaviria, el más importante de los cabecillas colombianos del crimen organizado internacional de aquella época, se movía como pez en el agua entre los altos círculos del poder revolucionario sandinista. De manera que no solo es por nostalgia revolucionaria que en el actual régimen orteguista hay quienes no ocultan sus pesares por la desgracia en que se encuentra el exdictador panameño, su antiguo camarada.

Lea también: Arzobispo de Panamá dice que perdón de exdictador Noriega “sana heridas”

Historiadores y analistas políticos panameños consideran que Noriega determinó él mismo el principio de su fin, cuando hizo asesinar a Hugo Spadafora, un revolucionario internacionalista panameño que combatió en Nicaragua contra la dictadura somocista, junto al FSLN, al frente de la brigada panameña Victoriano Lorenzo que después fue llamada Brigada Internacional Bolivariana.

Pero al parecer Spadafora se desilusionó de la revolución sandinista que había contribuido a imponer, y apoyó a Edén Pastora cuando este desempeñaba el papel de líder contrarrevolucionario.

Manuel Noriega, Panamá

Lea además:  Reabren caso Wald contra Manuel Noriega

Spadafora fue un crítico implacable del general Noriega, quien desde 1983 gobernaba su país con mano de hierro y procedimientos delictivos, desde su puesto de comandante en jefe de las Fuerzas de Defensa de Panamá, antes Guardia Nacional, que era el ejército panameño.

Sobre todo Spadafora denunció la vinculación de Noriega con el Cártel de Medellín, entonces la principal organización narcocriminal colombiana e internacional, y por eso fue asesinado en septiembre de 1985.

Los crímenes

Cuatro años después, en septiembre de 1989, el ensoberbecido e insensato dictador Noriega declaró el “estado de guerra” contra Estados Unidos, que respondió con la invasión armada del 19 de diciembre de ese mismo año.

La dictadura de Noriega terminó con un altísimo costo en vidas humanas y destrucción material, de lo cual fue culpable también el exdictador militar que ahora está en la cárcel panameña pagando lo merecido por los crímenes que cometió cuando estaba en el poder.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: