Nicaragua condena enérgicamente reunión en OEA sobre Venezuela

En el encuentro se intentará buscar una salida a la crisis del país Sudamericano, pese a que el Gobierno de Nicolás Maduro rechaza la iniciativa.

Reunión de cancilleres de la OEA que aborda la situación en Venezuela. FOTO: CORTESÍA OEA / LA PRENSA

La reunión de consulta de cancilleres sobre la situación de Venezuela, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), dio inició este miércoles, a la 1:00 pm (hora Nicaragua), con la participación inesperada de una delegación venezolana.

En la reunión de cancilleres se intentará buscar una salida a la crisis del país Sudamericano, pese a que el Gobierno de Nicolás Maduro rechaza la iniciativa.

Nicaragua fue el primer país en tomar la palabra. El embajador alterno, Luis Ezequiel Alvarado, reiteró su rechazo a la realización de esta reunión que se llevó a cabo para discutir la situación de Venezuela.

«El Gobierno de Nicaragua deja sentado su más firme rechazo y enérgica condena por la Convocatoria de esta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, destinada a intervenir en los Asuntos Internos de la República Bolivariana de Venezuela, sin su consentimiento y aprobación, en clara contravención de las disposiciones de la Carta de la ONU y de la OEA», dijo Alvarado.

Reunión ilícita

Alvarado también dijo que la naturaleza de esa reunión «es ilícita, e inamistosa en contra del Gobierno de Venezuela» y que «ha roto con el orden institucional» que debe de prevalecer en la OEA.

«Enfatizamos que esta Organización de los Estados Americanos, no puede seguir siendo usada por un país o grupo de países, para afectar la soberanía, la autodeterminación, y los derechos propios de un país miembro», dijo N icaragua.

Alvarado invitó a los países miembros a hacer «gala de buen juicio y la cordura» y llamó «a respetar la soberanía de este país».

«Debemos contribuir con su diálogo interno que lleva a cabo este país con personalidades destacadas», dijo Alvarado.

El canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, criticó el papel del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de quien dijo «dejó de ser funcionario convirtiéndose en un actor político». El canciller boliviano atribuyó el clima de violencia que vive Venezuela a la posición de Almagro.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, junto a la canciller argentina Susana Malcorra. LA PRENSA/AFP

Cancelar constituyente

Las ministras de Relaciones Exteriores de Argentina, Panamá, Colombia y también el ministro de Brasil pidieron al Gobierno de Venezuela que cancele la Asamblea Constituyente, libere a los políticos presos, respete la separación de poderes y busque ayuda humanitaria internacional.

La canciller de Argentina, Susana Malcorra, defendió que el propósito de la reunión de cancilleres “no puede ni debe interpretarse como acto de injerencia o condena» sino que es «la misma mano tendida de siempre”.

En su turno de palabra, que es de seis minutos para cada Estado, la vicepresidenta y ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Isabel de Saint Malo de Alvarado, coincidió con la mayor parte de las demandas de Argentina.

La canciller colombiana, María Angela Holguín, consideró que “el proceso de la Constituyente en este momento es negativo para el país”, al tiempo que indicó que “el camino es que la Asamblea Nacional recobre sus funciones y responsabilidades.

Lea también: Venezuela cumple dos meses de protestas con 60 muertes

Esta reunión provocó que el Gobierno de Maduro solicitara salir de la organización el 28 de abril, aunque no será efectiva hasta 2019.

Venezuela vuelve

Quien figura como jefa de la delegación venezolana en la reunión es la representante alterna en la OEA Carmen Velásquez, informaron fuentes del organismo. No se confirmó la participación de la canciller, Delcy Rodríguez.

Esta será la primera vez desde entonces que Venezuela participa en una sesión de la OEA, organización a la que acusa de instigar un «golpe de Estado» y la violencia en las calles del país por la postura crítica tanto del secretario general, Luis Almagro, como de un grupo amplio de países sobre la gestión de Maduro.

Con Venezuela, son 33 de los 35 países americanos los que están acreditados para la reunión, 18 de ellos representados por su responsable de Relaciones Exteriores.

Los ausentes, por el momento, son Dominica (aliado de Venezuela) y Cuba, que se niega a participar en la OEA pese a que su suspensión de 1962 se levantó en 2009.

Divididos

Las 18 delegaciones inscritas que estarán encabezadas por cancilleres son: Argentina, Bahamas, Belice, Brasil, Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía.

Lea también: Maduro acusa a Estados Unidos de promover intervención en Venezuela

Los cancilleres de la región acuden divididos a su primera reunión sobre la situación venezolana, una convocatoria aprobada por 19 de los 35 Estados americanos.

Para la toma de decisiones en la reunión, como aprobar una declaración o resolución, se necesitan dos tercios de los Estados representados, es decir, 22 votos si, como se espera, finalmente asisten 33.

Sobre la mesa hay tres proyectos de declaración de distintos países que parecen difíciles de conciliar en las pocas horas que faltan para la sesión.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: